Mi recuerdo más precioso

«Pérdidas por $2.000.000 arrojó el incendio de ayer», fue el titular en La Prensa del domingo 5 de abril de 1953 en Osorno, Chile. Tres casas fueron reducidas a escombros en P. Franke. Sería interesante saber cuánto representaría hoy dos millones de pesos chilenos. Las casas eran del hermano Leighton, uno de los pilares de la iglesia donde mi padre era pastor. En una de las casas hacíamos los cultos y en el segundo piso vivía nuestra familia. Yo tenía siete años cuando pasó esa desgracia. Mis padres estaban de visita en la Capital y yo estaba en el campo con la familia Rauque.

Una pérdida de dos millones no es nada en comparación con la pérdida de un alma. Todas las riquezas del mundo nada valen en comparación con la salvación.

«Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo
el mundo, y perdiere su alma?»
Marcos 8:36

Creo que todos pasamos por momentos traumáticos en nuestra vida. Lo maravilloso es que cuando tenemos al Señor Él nos consuela y ayuda. Mi madre, al enterarse de lo sucedido y que como familia habían perdido todo (excepto lo que tenían en las maletas que llevaron a Santiago), pero que yo estaba sana y salva, se sentó al piano a cantar: «No importa la casa que tengo aquí, allá me preparan palacio mejor…» Un palacio allá más lindo que el sol es la gloriosa esperanza del cristiano. Las cosas de este mundo son pasajeras.

La Perlita de hoy comienza con un milagro de sanidad que obtuvo mi madre. Ella siempre había soñado con montar a caballo, y tuvo la oportunidad en un pueblo que visitamos. Pero antes de que ella tomara las riendas, el caballo comenzó a galopar. Mi madre apenas pudo quedarse en la silla de montar. Felizmente, alguien vio al caballo y lo detuvo; pero mi madre cayó al suelo y se golpeó la cabeza en una piedra.

Fue doloroso el viaje a casa, y mi madre penosamente subió por los catorce peldaños de las gradas que llevaban al segundo piso, donde vivíamos. Una vez en cama no pudo mover el cuerpo ni levantar la cabeza. ¡Mi madre, la hermana Brita, estaba paralizada! Esa noche, desde su cama, escuchó a los hermanos que oraban fervientemente por su sanidad. Entonces, llena de fe, decidió levantarse en el nombre de Jesús. Primero movió una pierna, luego la otra… ¡y se levantó!

Ese fue uno de los muchos milagros que Dios hizo en la iglesia que se reunía en una de las casas de madera del hermano Leighton.

Luego pasó lo del incendio con la pérdida de dos millones de pesos chilenos. Fue la Semana Santa de 1953. Yo estaba en el campo con una familia de la iglesia; mis padres habían viajado a la capital, Santiago. Julio, el hijo de la familia, y yo jugábamos a la orilla del lago cuando vimos grandes llamas de fuego a la distancia. No sabíamos que eran las tres casas del hermano Leighton que se estaban incendiando. Se perdió para siempre el lugar donde entregué mi corazón a Cristo y donde mi madre fue sanada de parálisis.

Fue una gran pérdida material, especialmente para el hermano Leighton que perdió tres casas. Pero hay algo que el fuego no pudo destruir: el recuerdo de lo que pasó la noche más hermosa de mi vida, cuando entregué mi corazón a Cristo. ¡Ese es mi recuerdo más precioso!

Padres y maestros: enfaticen la importancia de la salvación. Yo tenía cinco o seis años cuando entregué mi vida a Cristo. Nadie es muy chico. Todos tenemos que tomar esta decisión. Dios no tiene nietos; nadie es cristiano porque sus padres lo son. Cada uno tiene que decidir por su propia cuenta que seguirá a Cristo. Ser salvo es la riqueza más grande. ¡Que muchos niños tengan esa experiencia de salvación! ¡Que para ellos también sea el recuerdo más precioso!

Mes de la Biblia = ¡Mes de salvación!

La Perlita 504

Historia:  504 El recuerdo más precioso

Historia en color:  504 El recuerdo más precioso color

Hoja para colorear: 504 Jesús salva Hoja    A4: 504 A4 Jesús salva Hoja

Hoja grande: 504 Actividad grande 1

Poster:  504 Poster Romanos 10_13

Tarjetas bíblicas: TB Romanos 10_13 RVR     A4: TB Romanos 10_13 A4 RVR

Láminas:  504 Láminas El recuerdo más precioso

Multimedia PPT:  Recuerdo más precioso    PDF: Recuerdo más precioso

Actividades: 504 Salvación Actividad    A4:  504 A4 Salvación Actividad

Grande:  504 Actividad grande 2

Respuesta: Todo aquel que busque la ayuda del Señor será salvo.

Dios de lo grande y lo pequeño

Como siempre, con La Perlita quiero dar honra y gloria a nuestro Dios de milagros. Si no fuera por la milagrosa mano de Dios, no habría estas historias. Dios me ha llamado a hacer esta obra. Él me mantiene con vida. ¡Gloria sea a su santo nombre!

Quiero contarte del primer «auto misionero» que tuvo mi padre, un Ford-A. Tenemos un Dios de lo grande y lo pequeño. La historia de hoy es acerca de un «pequeño» milagro que pasó en uno de los viajes de predicación en el sur de Chile.

El versículo clave que escogí para este testimonio de mi vida son las palabras que Jesús dijo al padre que vino a rogarle que sanara a su hijo endemoniado: «Si puedes creer, al que cree todo le es posible.» Inmediatamente el padre del muchacho clamó y dijo: «Creo; ayuda mi incredulidad.»

En la historia de hoy, mi madre tuvo fe; mi padre fue incrédulo. Tenían una cámara pinchada de una de las ruedas del auto. El parche que mi padre puso sobre el hueco, no funcionó. Un sacerdote del lugar le proporcionó otro parche; tampoco funcionó. Entonces mi madre le dijo que escupiera en el parche y que lo pusiera en el nombre del Señor. A mi padre le pareció ridículo pero lo hizo para complacer a mi madre. ¡Dios honró la fe de ella! Lee la historia y verás.

Es importante que los niños comprendan que la fe no es una «varita mágica» para recibir todos nuestros antojos. Pero cuando andamos con Dios y obedecemos sus mandatos, tenemos la promesa de Jesús de que podemos pedir y recibir. En el discurso de Jesús a sus discípulos antes de su muerte en la cruz (Juan 14 al 16) esto está bien claro, por ejemplo en 15:7. Pero hay un requisito indispensable: permanecer en Él.

Para mí cada día es un milagro. Veo la mano de Dios en lo pequeño y en lo grande. Pido al Señor que crezca la fe en cada uno que recibe La Perlita. ¡Tenemos un Dios de lo grande y lo pequeño! Un «parche» no es demasido pequeño para que Él se preocupe por hacer un milagro.

Pon toda tu confianza en nuestro Dios de milagros. Puede ser algo grande o algo pequeño, como lo de la historia de hoy… Dios obra cuando confiamos en Él. ¡Confía! ¡Cree! ¡Recibe!

La Perlita 503

Historia:  503 El Ford A y el evangelio

Historia en color:  503 El Ford A y el evangelio color

Hoja para colorear:  503 El milagro Hoja  A4: 503 A4 El milagro Hoja

Hoja para colorear grande:  503 Actividad grande 1

Poster:  503 Poster Marcos 9_23

Láminas:  503 Láminas Ford A

Multimedia PPT: 503 El FordA y el evangelio   PDF:  503 El FordA y el evangelio

Actividad:  503 Todo es posible    A4:  503 A4 Todo es posible

Actividad grande: 503 Actividad grande 2

Respuestas:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

7 DIFERENCIAS

La fe que movió ratas

Un saludo cordial a los padres, maestros y demás amigos que frecuentan esta página. Dios les bendiga grandemente en este mes especial, en que en muchos países se celebra el Mes de la Biblia.

Tenemos en nuestra página hermanamargarita.com material dedicado a la celebración de este mes. Lo encuentras en Día de la Biblia.

Estamos familiarizados con la expresión «fe que mueve montañas», ¿verdad? Pero, ¿fe que mueve ratas? De eso se trata la historia de hoy. Es un testimonio de una joven misionera en el sur de Chile, que estaba desesperada por las ratas que habían invadido su hogar. Esa misionera era mi madre.

Aquí puedes leer su testimonio de cómo las ratas de fueron:

Testimonio de fe que movió ratas

 Respondiendo Jesús, les dijo: «Tened fe en Dios. 23 Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. 24 Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá. 25 Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas. 26 Porque si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos os perdonará vuestras ofensas.» Marcos 11:22-26

Quiero animarte a confiar en Dios y su promesa de respuesta a nuestras oraciones. A la vez debemos prestar atención a lo que Jesús nos dice acerca de perdonar si tenemos algo contra alguno.

La ofensa es una carga pesada. El que no perdona sufre de una vida amargada. Liviana es la carga de quien perdona. Si hay alguien que te ha ofendido, ¡perdónalo! A veces la ofensa es grande, y perdonar es difícil. Pero ¡qué alivio se siente al hacerlo!

Recuerdo una vez cuando me sentía muy herida. La ofensa no era solamente contra mí sino contra toda nuestra familia. «Señor, no puedo perdonar», dije en oración. Luego pedí a Jesús que perdonara por medio de mí. Y nuestro amado Maestro me ayudó a perdonar. Nunca olvidaré el alivio que sentí. La situación no cambió; pero sí el estado de mi corazón. Ya no llevaba la amarga carga de un corazón que no perdonaba.

 

Mi madre vivía desesperada por las ratas que corrían en las paredes de su hogar. Tuvo fe para pedir que las ratas desaparecieran, y Dios honró su fe. ¿Qué necesidad tienes? Según lo que Jesús ha prometido podemos mover montañas. ¿Cuál es tu montaña? Quizá necesites pedir como los discípulos: «Señor, auméntame la fe.» Alimenta tu espíritu con la Palabra de Dios y aumentará tu fe.

 

¿Cómo está la situación del COVID-19 en tu país? ¡Cuéntame! ¿Se pueden reunir? Muchos maestros me han escrito para pedir permiso de usar las imágenes de la historias bíblicas en sus enseñanzas virtuales. Me alegra que algunos puedan tener clases en línea; pero pienso que la mayoría de niños no tienen ese privilegio. Oremos unos por otros para que pronto volvamos a la normalidad. Si quieres permiso para usar las imágenes en tus clases virtuales, te lo concedo.

Quizá algún niño te pregunte si puede ser que la ratas se fueron. Asegúrale que para Dios todo es posible. Háblale de la promesa de Jesús de que con fe hasta podemos mover montañas/montes.

Para los amigos del hemisferio sur este es el mes de la Primavera. ¡Que lo pasen hermoso! Para los que vivimos al norte se acaba el verano y viene el otoño. También lo disfrutaremos. ¡Dios bendiga a todos!

La Perlita 502

Historia:  502 Las ratas que desaparecieron

Historia en color:  502 Las ratas que desaparecieron color

Poster:  502 Poster Lucas 11_10

Tarjetas bíblicas:  TB Lucas 11_9 10    A4: TB A4 Lucas 11_9 10

Hoja para colorear:  502 El que pide recibe   A4: 502 A4 El que pide recibe

Hoja para colorear grande:  502 Actividad grande 1

Láminas:  502 Láminas

Multimedia PPT:  502 El milagro de las ratas   PDF: 502 El milagro de las ratas

Explicación del multimedia PDF:  Milagro de ratas   WORD:  Milagro de ratas

Actividades: 502 Pidan y reciban     A4:  502 A4 Pidan y reciban

Actividad grande:  502 Actividad grande 2

Respuesta:

Celebrando 100 años

Gracias a todos los que han apoyado a Cristina en oración.
Su salud ha mejorado y ahora podemos hacer Perlitas nuevamente.

 

Es un placer para mí volver con ustedes después de los meses de silencio debido a la pandemia. En la siguiente serie de Perlitas voy a contar algunas experiencias de mi vida misionera. De niña Dios me llamó para que lleve a los niños el evangelio. Para celebrar 100 años desde que comenzó mi historia voy a publicar algunos momentos de mi vida. Serán similares a Perlitas que publiqué hace cuatro años.

Explicación del multimedia «Celebrando 100 años»

  1. Todo comenzó en Suecia.
  2. En 1920, el pastor de la iglesia donde mi padre conocería el evangelio miró un mapa de Sudamérica y oró a Dios por misioneros que vayan a Chile y Perú.
  3. Ese año, el 30 de septiembre, nació mi padre, PER HUGO. Sus padres eran Erik y Edit.
  4. En 1921, el 14 de noviembre, nació mi madre, BRITA ELISABET. Sus padres eran Stig y Signe.
  5. Se conocieron en la compañía telefónica. Per Hugo era electricista y Brita Elisabet era telefonista.
  6. Brita miraba de reojo al electricista y lo admiraba por su sonrisa cautivadora. «Ese muchacho sería un buen esposo para ti –le dijo una de sus compañeras–, porque ustedes son religiosos.»
  7. Un día, el joven con sonrisa cautivadora invitó a Brita a salir a pasear en bicicleta. Salieron a montar al campo, afuera de la ciudad. Ese paseo en bicicleta fijó el rumbo de sus vidas y fue el comienzo de más de cincuenta años de trabajo misionero.
  8. Se casaron el 31 de marzo de 1945.
  9. Desde pequeña, Brita sabía que Dios la había escogido para que sea misionera; pero ella no quería obedecer el llamado de Dios. Pero Per estaba decidido a ser misionero. Ella comprendió que era mejor para ella obedecer a Dios.
  10. A veces era difícil para mis padres cubrir los gastos de la familia. Cuando a Per le ofrecieron trabajo en México, en una compañía de teléfonos sueca, y con buen sueldo, mi padre contestó: «Yo no vendo mi llamado por dinero.»
  11. Me siento orgullosa de que mi padre no se dejó tentar por un buen sueldo, sino que siguió fiel en su obra misionera.
  12. El paseo en bicicleta fue el comienzo de toda una vida de servicio a Dios.
  13. Ahora que eres niño seguramente no andas pensando en la persona con quien te vas a casar. Escoger la persona con quien te casarás es una de las decisiones más importantes de tu vida.
  14. Desde ahora, empieza a orar a Dios que te dé la pareja que sea mejor para ti. Pide que Dios guíe tus pasos para que tengas una familia feliz cuando seas grande.
  15. En Perú conocen a mis padres como Pedro y Brita Anderas. Ellos dedicaron más de 50 años haciendo obra misionera en Chile y Perú.
  16. Dios respondió a la oración del pastor sueco que pidió misioneros para Chile y Perú. Se cumplen ahora 100 años desde que él hizo esa oración.
  17. El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu ley está en medio de mi corazón. Salmo 40:8 Nada vale más en la vida que cumplir la voluntad de Dios.
  18. Es un honor para mí, la Tía Margarita, celebrar los 100 años desde la oración del pastor sueco y el nacimiento de mi padre.

Es emocionante cómo Dios respondió a la oración del pastor que pidió misioneros para Chile y Perú. Me encanta que los niños puedan aprender cómo Dios guía nuestros pasos. Anímalos que desde ahora empiecen a orar por la persona con quien se casarán, para que formen una familia feliz, que sirva a Dios.

Homenaje a mis padres

Incluyo también un breve multimedia «Homenaje a mis padres». Per y Brita Anderås es el nombre sueco de ellos. La «å» es una letra que no hay en castellano y la sustituimos con «a».

  1. Soy la hija mayor. La pequeña es Agneta y la otra hermana es Ingrid. Al muchachito le decíamos Pepito, aunque su nombre era Per Roland. Después lo cambiamos a Pepe, y así se ha quedado hasta ahora.
  2. Culto de bienvenida en Örebro, Suecia. La familia ha aumentado con el tarmeño Lasse, cuyo nombre es Lars Gunnar Samuel.
  3. En esta foto estamos reunidos en O’brien, La Florida. De izquierda a derecha las familias de Lasse y su esposa Lilo, mi esposo Beni y yo con nuestras dos hijas, después Pepe y Sherryl y sus cuatro hijos, e Ingrid y su esposo Bertil y sus cuatro hijos. No estaba presente la familia de mi hermana Agneta.
  4. Su mayor obra misionera mis padres realizaron en Huancayo, Perú.
  5. Jóvenes del Instituto Bíblico Betel, que mis padres fundaron para preparar SIERVOS. Ese era el título que se daba a los graduados: Siervos de Dios.
  6. Mi madre en la cocina del Instituto Betel y frente a la pared de entrada del mismo.
  7. Mi padre, que me colaboró en pasar de forma electrónica todas las Perlitas que solamente tenía impresas.
  8. Los dos amores, que desde el paseo en bicicleta fueron inseparables.
  9. Más de 50 años sirvieron al Señor.

Mis padres ya han pasado a la Gloria; pero quiero honrarlos en este día y agradecer a Dios por el ejemplo de fe y confianza en Dios que me han dado.

El versículo para memorizar enfoca la dicha de hacer la voluntad de Dios. Al meditar en la vida de mis padres y pedir a Dios que me dé un versículo, el Salmo 40:8 vino a mi mente. Espero que todos sintamos eso, que nos agrada hacer la voluntad de Dios.

La Perlita 501

Historia:  501 El comienzo en bicicleta

Historia en color:  501 El comienzo en bicicleta color

Hemos añadido la Hoja y la Actividad en A4 para los que usan ese tamaño de papel.

Hoja para colorear:  501 Amo tu ley     A4: 501 A4 Amo tu ley Hoja

Actividad:  501 Amo tu ley     A4: 501 A4 Amo tu ley Actividad

Grande:  501 Hoja grande    501 Actividad grande

Respuesta: Me agrada hacer tu voluntad.
                       Llevo tu enseñanza en el corazón.

Tarjetas bíblicas:  TB Salmo 40_8 RVR      A4: TB Salmo 40_8 RVR

Poster:  501 Poster Salmo 40_8

Lámina:  501 El comienzo en bicicleta

Multimedia PPT:  501 Celebrando 100 años     PDF:  501 Celebrando 100 años

Homenaje PPT:   Homenaje a mis padres   PDF: Homenaje a mis padres

Pedido urgente de oración

Habíamos prometido empezar a poner nuevas Perlitas a principios de agosto; pero nos sorprendió el COVID. Cristina ha estado enferma todo este mes. Necesitamos todos ponernos en campaña de oración para que nuestra amada Cristina salga de esta pesadilla que la ha atacado.

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. Filipenses 4:6,7

¡Gracias por apoyarnos con tus oraciones!

Pronto vienen nuevas Perlitas

Estimados amigos de La Perlita:

Nuestra amiga Perlita ha tomado un merecido descanso por unos meses. Diez años de escribir y poner cada semana la historia y las actividades es trabajo alegre y remunerador; pero la mente se cansa. Sentí como que el Señor me dijo: «Te toca descansar».

El 6 de agosto vuelve LA PERLITA.

Hace 4 años hice Perlitas con mi testimonio. Los niños que leyeron esos relatos han crecido y hay nuevos niños. Para ellos y para los nuevos maestros voy a publicarlos nuevamente.

Los espero pronto. Un fuerte abrazo,  Tía Margarita

 

Día del padre

Saludamos a todos los padres que este domingo celebran su día. Damos gracias a Dios por cada padre cristiano que guía a su familia por los caminos de Dios. ¡Necesitamos más padres como ustedes!

Para que los niños saluden a sus padres hemos adaptado esta tarjeta, que los niños pueden colorear.

Tarjeta para papá:

Feliz dia papá 2020    A4: Feliz dia papá 2020 A4

 

Tarjeta para abuelos, tíos y otros:

Feliz dia padre 2020     A4: Feliz dia padre 2020 A4

 

Hay dos tarjetas en cada hoja. Recórtalas por la mitad y luego dóblalas. Dentro de la tarjeta los niños pueden escribir un saludo.

Humillados en la pandemia

El COVID-19 que ha invadido nuestro mundo. Un virus pequeño e invisible ha atacado al planeta, infundiendo angustia y temor. ¡Pero hay esperanza!

La promesa dada por Dios a Salomón en aquellos tiempos antiguos sigue vigente.

Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:14

Samuel Cueva, hermano de mi amiga Anita de la juventud, ha compuesto una hermosa canción, cantada por distintas personas del mundo en hermosa armonía. Te invito a escucharla en YouTube.

Aquí: Humillados ante Ti

Te invito también a leer el mensaje de esperanza que escribí ayer en mi página hermanamargarita.com.

Aquí: Esperanza en la pandemia 

Alma mía, en Dios solamente reposa,
porque de él es mi esperanza.
Salmo 62:5

El mensaje de esperanza en Dios que necesitamos en estos tiempos de la pandemia es de «reposo» en el Señor. Eso no significa sentarnos con los brazos cruzados y descansar; ¡no! El reposo está en humillarnos ante Dios, y orar y buscar su rostro en arrepentimiento.

Hay una hermosa promesa en el Salmo 139:5.

Detrás y delante me rodeaste, y sobre mí pusiste tu mano.

Cualquier angustia o incertidumbre que sientas ante lo que está ocurriendo, puede cambiar en paz y tranquilidad porque la protección del Señor te envuelve por completo. ¡Dios te cubre con la palma de su mano! ¡Qué maravilla!

En este tiempo de inseguridad mundial por el coronavirus, acércate más al Señor, humíllate profundamente en su presencia. Bajo su protección puedes vivir tranquilo, puedes reposar, pues su mano protectora nunca te abandona.

¿Qué pasa con La Perlita?

Perlita está recluida. Cuando pase la pandemia espero que salga con alegría e inspiración para contagiar con muchas sonrisas a los niños que a través de los años han llegado a amarla.

Así asoma de vez en cuando su cabecita:

Para todos va un saludo cordial. Humillémonos ante nuestro Dios. Oremos por nuestros países y por tantas personas que aún no han aceptado a Cristo como su Señor y Salvador.

Reposa en Dios, porque de él es tu esperanza.

 

El lugar más seguro

Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos. Salmo 91:11

Estimados amigos de La Perlita:

Han pasado varias semanas desde que llegamos a La Perlita 500. No sé si en todos los países han sido atacados por el COVID-19; pero en mi país y donde vive nuestra amada Cristina estamos en cuarentena. He estado pensando en todos ustedes: padres, maestros y niños. Espero que estén bien en sus respectivos lugares. Cuando pase esta prueba, Dios mediante retomaré la publicación de una nueva serie de historias.

Para hoy he escogido la historia que escribí cuando me visitó una de mis alumnas de la escuela dominical de hace más de 40 años. Es una alegría oír el testimonio de alguien para quien hemos sido una influencia positiva.

El lugar más seguro es en las manos de Dios. El Salmo 46:10 ha sido un gran consuelo en estos días de inseguridad: «Estas quietos, y conoced que yo soy Dios». Dios obra en situaciones que parecen imposibles. Tengo un cuadro junto al espejo de mi baño con las palabras de Génesis 18:14, que me recuerda cada día: «¿Hay para Dios alguna cosa difícil?» ¡No! ¡Nada es imposible para mi Dios!

Un ejemplo que Jesús usó para explicarnos su amor es la figura de Él como el Buen Pastor que cuida de las ovejas. Quiero que los niños comprendan lo que significa estar en las manos de Dios. Nadie podrá arrebatarlos de su mano. Y en las manos del Señor están seguros de cualquier peligro.

Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre.
Juan 10:27-29

En medio de todas las pruebas de la vida, Jeanet, que fue mi alumna, se mantuvo en las manos de Dios. Estuvo cerca de la muerte cuatro veces; pero allí estaba Dios: «Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno» (Salmo 23:4). Hoy podemos tener esa confianza, porque el Señor está con nosotros.

Quiero recordar a los padres y maestros el Salmo 91, que habla de vivir al abrigo del Altísimo. En este tiempo en que muchos temen por el corona-virus, podemos descansar seguros en la maravilla de estar en las manos de Dios.

Dios es misericordioso. ¡Confía en Él! Pase lo que pase estás protegido en sus manos.

Estoy orando por ti y los tuyos,

Hermana Margarita

SALMO 91

Morando bajo la sombra del Omnipotente

El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente.
Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; mi Dios, en quien confiaré.
El te librará del lazo del cazador, de la peste destructora.

Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro;
Escudo y adarga es su verdad.
No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día,
Ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya.

Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegará.
Ciertamente con tus ojos mirarás y verás la recompensa de los impíos.
Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, al Altísimo por tu habitación,
No te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada.

Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos.
En las manos te llevarán, para que tu pie no tropiece en piedra.
Sobre el león y el áspid pisarás; hollarás al cachorro del león y al dragón.

Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;
Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.

Me invocará, y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia;
Lo libraré y le glorificaré.
Lo saciaré de larga vida, y le mostraré mi salvación.

 

Manos de Dios niño co

LA PERLITA

Historia: 321 El lugar más seguro

Historia en color: 321 El lugar más seguro color

Hoja de colorear niño: 321 Seguro niño

Hoja de colorear niña: 321 Segura niña

Póster: 321 Poster Juan 10

Actividad: 321 Un lugar seguro Actividad

Respuesta:

321 Respuesta