Una niña y el milagro de la sopa

Quizá piensas a veces que quisieras ver un milagro. ¡Mírate en el espejo! Ese es el mayor milagro. Todo nacimiento es un milagro. Para los que hemos nacido de nuevo, ¡doble milagro!

Agradezco a Dios por el privilegio de haberlo conocido desde niña. A veces derramo lágrimas de agradecimiento. Mi vida ha sido una de milagros. Cada día es un milagro.

Hoy celebramos «Thanksgiving» (Acción de Gracias) en el país que considero mi segunda patria. No hay mucha celebración en mi lugarcito del mundo, motivo por el cual no hubo Perlita la semana anterior. No estoy muy bien de salud. Por lo menos voy a poner la historia y las actividades. Espero completar con lo demás antes del domingo. Aprecio tus oraciones.

La historia de hoy es un testimonio de un milagro que Dios hizo por medio de mí para una familia en Tarma, Perú. Ya salió antes, pero como hay muchos nuevos lectores y niños que usan La Perlita, decidí volver a publicarla. Quiero animarlos a confiar en el Dios de milagros y tener la confianza de que Dios nos usa para hacer sus milagros. Somos sus manos extendidas a nuestro prójimo.

Aquí estoy en Tarma, Perú, al tiempo que preparé la «sopa milagrosa», con el chiquitín en brazos, que prefería la sopa de nuestra mamá. Mi hermano Lars, o Lasse, ha sido misionero en Bolivia.

La Perlita 512

Historia: Cuando Dios multiplicó la sopa

Historia en color: Cuando Dios multiplicó la sopa

Para colorear:  Milagro    A4: Milagro A4    Grande:  Actividad 1

Poster: Hebreos 13:8

Actividad:  Milagro    A4: Milagro A4    Grande:  Actividad 2

Viene pronto más…

La Casa de Oración en Tarma

Los días más felices de mi juventud los pasé en Tarma, una ciudad en la Cordillera de los Andes del Perú, conocida como la «Perla de los Andes». Fue un tiempo precioso para mí en que vi un gran milagro de Dios, cómo proveyó para los hermanos de la congregación una casa de oración. Eso es lo que les cuento a los niños en la Perlita de hoy.

El lugar de cultos nos quedó muy estrecho y comenzamos a orar y ofrendar para tener un templo propio. Con nuestras ofrendas hubiéramos demorado por lo menos 25 años en reunir el dinero necesario para construir el templo.

A una cuadra y media de la calle principal había un terreno que estaba en venta. Los hermanos decidieron comprar ese terreno y el dueño nos dio un año para pagarlo. Mi papá, el misionero Pedro Anderas, estaba emocionado e hizo la documentación y los planos. Aunque no había dinero para construir, él estaba seguro de que el Señor les daría una casa de oración.

Dios ha dicho en su Palabra: «Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones.» Y ese nombre se escogió para el templo: Casa de Oración.

El sábado 4 de febrero de 1961, los hermanos se reunieron en el terreno para la ceremonia de inicio de la construcción. El pastor Julio Martínez tuvo el honor de poner la pala en tierra y empezar a excavar para colocar el cimiento.  Aunque el trabajo siguió con interrupciones semanales, el templo quedó listo para inaugurarse el 28 de julio, el día de la Independencia del Perú.

Mi papá contrató dos obreros para la construcción. A mi mamá le pareció muy mal que comenzaran a construir cuando había muy poco dinero en la cuenta para este fin.

Los obreros trabajaron dos semanas y se acabó el dinero. Mi papá tuvo que decirles que busquen otro trabajo la próxima semana. Pero con el correo del domingo llegó una carta con dinero de una iglesia en Suecia, y el trabajo pudo continuar por una semana más. Así fueron las «interrupciones semanales». Mi papá despedía a los obreros el sábado porque no tenía dinero para que siguieran; pero en la correspondencia del domingo llegaba dinero y podía contratarlos para que trabajen una semana más. Esto pasó durante meses.

El dinero que llegaba cada semana no fue el único milagro.  De enero a marzo suele llover mucho en la sierra del Perú; pero ese año llovió solamente de noche durante esos meses y la construcción no tuvo que parar ni un solo día debido a la lluvia.

Unos hermanos de la selva donaron un árbol. De ese árbol sacaron madera para los armazones, las puertas y las bancas.

Para celebrar la inauguración llegaron hermanos de la costa, la sierra y la selva. Una iglesia contrató un ómnibus para venir a la fiesta, en la que estuvieron como 200 personas.

El pastor Julio Martínez tuvo el honor de cortar la cinta de seda roja y blanca, los colores del Perú, y entramos al templo cantando «Firmes y adelante». Ese fue el inicio de muchas iglesias «Casa de Oración» en el Perú. Para mí, como una joven de 15 años, fue muy emocionante estar en medio de este acontecer milagroso; es parte del testimonio de mi vida.

Quise incluir este relato en los «Momentos» de mi vida que estoy narrando para inspirarlos a confiar en nuestro Dios de milagros. La siguiente semana les voy a contar un milagro que Dios hizo con una sopa que cociné.

Maestros: tenemos ideas para programas de Navidad en nuestra página hermanamargarita.com. Son ideas de mi tiempo como maestra y directora de escuela dominical en el Perú.

Les deseo mucho amor y bendiciones.

La Perlita 511

Historia: La Casa de Oración en Tarma

Historia en color: La Casa de Oración en Tarma

Para colorear 2 por hoja: Casa de Oración   A4: Casa de Oración

Para colorear 1 por hoja: Casa de Oración

Poster: Poster Marcos 11:17

Tarjetas bíblicas: Marcos 11:17   A4: Marcos 11:17

Láminas: La Casa de Oración en Tarma

Multimedia:

Actividad 2 por hoja: Casa de Oración A4: Casa de Oración

Actividad 1 por hoja: Casa de Oración

Respuesta: ENTREGA TU VIDA A CRISTO. VISITA SIEMPRE SU CASA DE ORACIÓN.

Mi primer viaje misionero

Tuve el privilegio de crecer en un hogar misionero. A los trece años mi padre me llevó en uno de sus viajes de enseñanza a un pueblo en el interior de la selva montañosa de la Cordillera de los Andes. La historia de hoy relata esa experiencia.

En la historia enfoco lo que aprendí por medio de un burrito que se perdió; pero en realidad no fue así, porque regresó al pesebre de su amo. Fue una experiencia que nunca he olvidado.

El Señor usó este ejemplo para expresar por medio del profeta Isaías la triste situación de su pueblo. Israel había dejado los caminos de su Dios.

Usa la historia para hablar a los niños acerca de conocer al Señor y su casa, y nunca dejar los caminos de Dios. En la casa de Dios siempre somos bienvenidos.

La Perlita 510

Historia: Mi primer viaje misionero

Historia en color: Mi primer viaje misionero

Para colorear: El burrito A4: El burrito A4

Poster: Isaías 1:3

Tarjetas bíblicas: Isaías 1:3 A4: Isaías 1:3 A4

Láminas: Mi primer viaje misionero

Multimedia PPT: Mi primer viaje misionero PDF: Primer viaje

Instrucciones: WORD 510 Instrucciones PDF: 510 Instrucciones

Actividades: El asno y su amo A4: El asno y su amo A4

Respuestas:

Una misión para toda la vida

Doy gracias a Dios por el privilegio de haberle servido desde temprana edad. Les cuento a los niños mi testimonio de la visión que tuve a los diez años, en que el Señor me llamó para llevar el evangelio a los niños. El hermano Absalóm ha ilustrado mi experiencia, en que Dios me dio una misión para toda la vida.

Cuando el apóstol Pablo testificó ante el rey Agripa acerca de su llamado, declaró: «No fui rebelde a la visión celestial.» Desde que el Señor Jesús llamó a este su siervo, Pablo fue fiel a la visión. Leemos en Hechos 20:24 el gran deseo que tuvo:

Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.

Puedo decir con toda sinceridad que éste ha sido también mi deseo. Jesús me habló en una visión en que lo vi rodeado de niños. Un detalle que recordé especialmente es que allí había palmeras. Comencé mi ministerio en la Cordillera de los Andes donde no hay palmeras. Pasaron treinta años hasta que se cumplió por completo la visión. Siempre me preguntaba cuándo llegaría al lugar con palmeras.

Cuando Dios me llevó a Miami, en la Florida, Estados Unidos, se cumplió la visión. ¡Allí estaban las palmeras! En ese lugar trabajé con Editorial Vida en la preparación de material para la escuela dominical. Durante treinta años esperé que se cumpliera la visión.

Quiero usar mi experiencia para animarnos a no desmayar sino servir fieles cada día a nuestro Maestro. ¡Dios siempre cumple sus promesas! Él nos llama a distintos ministerios; no muchas veces por medio de visiones, pero siempre con el mandato de ir a predicar el evangelio a cada criatura.

En la Perlita de hoy he puesto el ejemplo del niño Samuel, a quien Dios llamó en las vigilias de la noche. Tenemos varias ayudas en La Perlita 492.

No puse nada la semana pasada porque estuve enferma en cama con un fuerte resfrío. Me siento un poco mejor, gracias a Dios. Oremos unos por otros por protección, especialmente conta el COVID-19. Les deseo salud, amados padres y maestros, y en especial a todos los niños. Dios es nuestro refugio, un pronto auxilio en las tribulaciones (Salmo 46).

La Perlita 509

Historia: Una misión para toda la vida

Historia en color: Una misión para toda la vida

Hoja para colorear: Tu misión Tamaño A4: Tu misión Grande: Tu misión

Poster: Marcos 16:15

Láminas: Jesús y los niños

Multimedia PPT: Misión para toda la vida    PDF: Misión para toda la vida

Instrucciones: WORD Instrucciones PDF Instrucciones

Actividad: Tu misión A4: Tu misión Grande: Tu misión

Respuestas:

No te avergüences del evangelio

Esta semana La Perlita es mi testimonio acerca de algo que me pasó de niña, cosa que me duele en el alma. Creo que esto en alguna oportunidad nos pasa a todos: nos avergonzamos del evangelio y no confesamos el nombre de Cristo. Yo era muy tímida de niña; pero no es excusa.

Nuestros padres nos mandaron a una escuela para hijos de misioneros en la selva del Perú. Para ir allá tuvimos que viajar en avioneta. Admiro a mis padres que tuvieron la valentía de mandar solas a tres gringuitas entre 7 y 12 años.

La avioneta hizo varias paradas; una de ellas en un lugar llamado Puerto Inca, donde el piloto dijo que tenía que arreglar un desperfecto en la avioneta. Seguramente mis hermanitas y yo estábamos bastante asustadas de estar solas en ese lugar. Entonces se acerca un hombre, muy feliz de vernos, y dice que había visto en sueños que íbamos a llegar, y que les traeríamos el evangelio.

Yo me avergoncé. En mi timidez no supe qué decir, y no dije nada. Ésta es una de las experiencias más tristes de mi vida, porque lo peor que podemos hacer es avergonzarnos de Cristo. Ese día no tuve la valentía de confesar a Jesús.

Quisiera animar a los niños a que no se avergüencen de Jesús y el evangelio. Por eso he escogido como versículo para esta historia las palabras del apóstol Pablo en Romanos 1:16, de que no se avergonzaba del evangelio.

Saludos y bendiciones. Dios guíe y dé fortaleza a cada padre y maestro que enseña a la siguiente generación las maravillas del Señor

La Perlita 508

Historia: Aventuras en el viaje a la escuela

Historia en color: Aventuras en el viaje a la escuela

Hoja para colorear 1: El evangelio A 2: El evangelio B

Hoja para colorear 1 A4: El evangelio A A4 2 A4: El evangelio B A4

Hoja grande 1: El evangelio A 2: El evangelio B

Poster: Romanos 1:16

Tarjetas bíblicas: Romanos 1:16 A4: Romanos 1:16 A4

Láminas: El viaje en avioneta

Multimedia:  PPT El viaje en avioneta PDF El viaje en avioneta

Instrucciones WORD 508 Instrucciones PDF Multimedia Instrucciones

Actividad: El evangelio Actividad A4: El evangelio A4

Actividad grande: El evangelio Actividad

Respuestas: ¿Qué es el evangelio? PODER DE DIOS PARA SALVACIÓN

Un preciado recuerdo

Todos llevamos recuerdos, algunos buenos y otros no tan buenos. Agradezco a Dios por los recuerdos que han sido una fortaleza para confiar aún más en mi buen Dios y mi amado Salvador.

Hoy les cuento algunas experiencias escolares y acerca de un preciado recuerdo. Se trata de un cuadrito pequeño, no más grande que una libreta de notas, pero que lleva un mensaje más grande que el universo.

Leyenda: A Kerstin.
Gracias por enseñar español en el Colegio Betania. 1961

Esta es una foto del cuadrito que me ha acompañado en toda mi vida misionera, en todas las mudanzas: de Perú a Suecia, de Suecia a Perú, de Perú a Bolivia, de Bolivia a los Estados Unidos. Ese cuadrito siempre ha estado en la pared junto a mi cama, con este recuerdo:

CONFÍA EN DIOS…
…cuando tengas dudas.
…cuando te sientas débil.
…cuando confiar en Él
te parezca lo más difícil.

CONFÍA EN DIOS…
…en sol y en sombra;
echa sobre Él tus cargas.
…hasta que pasen las tormentas
y terminen los días de confiar.

Lo recibí en Tournavista, en la zona de Pucallpa, Perú. Además de los estudios fui maestra; enseñé español a los niños que solo hablaban el inglés. Como recompensa me dieron el cuadrito, que por más de cincuenta años me ha recordado a confiar en Dios.

Quisiera inspirar a padres, maestros, hijos y alumnos a confiar en Dios. Al tiempo que recibí el cuadrito de confiar en Dios, aprendí Proverbios 3:5,6.

No tengo palabras para expresar cuánto vale poner nuestra confianza en el Señor. En medio de las perores tormentas estamos seguros en sus brazos.

Mejor es confiar en Jehová que confiar en el hombre.

Salmo 118:8

Los que confían en Jehová son como el monte de Sion, Que no se mueve, sino que permanece para siempre.

Salmo 125:1

Pero alégrense todos los que en ti confían; den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes; en ti se regocijen los que aman tu nombre.

Salmo 5:11

Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio.

Salmo 18:2

Aunque un ejército acampe contra mí, no temerá mi corazón; aunque contra mí se levante guerra, yo estaré confiado.

Salmo 27:3

La Perlita 507

Historia: Doce escuelas en cuatro idiomas

Historia en color: Doce escuelas… color

Hoja para colorear: Confia en Dios A4: Confía en Dios A4

Hoja grande: Confía en Dios hoja grande

Poster: Salmo 34_8 Para colorear 1 Para colorear 2

Tarjetas bíblicas: Salmo 34:8 A4: Salmo 34:8

Láminas: Recuerdos escolares

Multimedia:   PPT  Recuerdos… PDF Recuerdos…

Instrucciones: Multimedia 507

Actividades: Confía en Dios A4: Confía en Dios A4

Actividad grande: Confía en Dios grande

Respuestas:

Mi héroe nació hace 100 años

En 1920, el año que nació mi padre, mi héreo, el pastor de la recién iniciada iglesia Elim en Örebro, Suecia, era Anton Taranger. Estaba muy interesado en América del Sur y leyó todo lo que pudo sobre Chile y Perú.

Debido a su clima templado, a la zona central de Chile se la conoce como el «Jardín de Sudamérica». El reverendo Taranger escribió en la revista mensual de la iglesia pentecostal sobre esos países y preguntó si había alguien que quisiera ser jardinero de Dios en Chile y su mensajero en el Perú.

Los primeros misioneros suecos que llegaron a Chile recibieron apoyo de esta iglesia. Mis padres fueron «jardineros» en Chile durante seis años y llegaron como «mensajeros» al Perú en 1956, los primeros misioneros suecos, enviados y apoyados por esta misma iglesia.

El deseo que el reverendo Taranger expresó el año en que nació mi padre se hizo realidad. Pedro Anderas fue jardinero en Chile durante algunos años y se convirtió en el mensajero de Dios durante muchos años en el Perú.

Hoy, mi padre hubiera celebrado su centésimo cumpleaños. Ese era su objetivo; pero el Señor lo llamó a su hogar eterno hace tres años. ¡Supongo que estará celebrando en el cielo!

Mi padre pasó más de tres décadas haciendo obra misionera en el Perú. Su nombre fue típico de su misión. Sus padres le pusieron PER, las tres primeras letras de Perú. Si su apellido se pronuncia lentamente en sueco –Anderås– da la idea de una colina en los Andes. La mayor parte de su tiempo en el Perú, mis padres vivieron en el Valle del Mantaro en la Cordillera de los Andes.

En Suecia se puede cambiar el apellido, sobre todo si es uno tan común como Andersson. Mi padre y dos de sus hermanos cambiaron su apellido de Andersson a Anderås mucho antes de que él siquiera pensara en ir a Sudamérica.

Per en Perú y Anderås en los Andes fue un nombre muy apropiado para el hombre que dedicó sus mejores años a llevar el evangelio a los pobladores de la Cordillera de los Andes en el Perú.

Ojalá hubiéramos tenido una gran celebración en este día. Pero aquí celebro el recuerdo de un padre amoroso, el gran misionero que fue mi héroe.

Este héroe fue un gran colaborador de La Perlita. Gracias a su fidelidad como Mensajero del evangelio, mi vida tomó ese mismo rumbo. Hoy les regalo otro testimonio, dando honra y gloria a Dios por sus bondades.

La Perlita 506

Historia:  506 Las bondades de Dios

Historia en color:  506 Las bondades de Dios color

Hoja para colorear:  506 Dios me sana   A4:  506 A4 Dios me sana

Hoja grande:  506 Actividad grande 1

Poster:  506 Poster Salmo 116_12

Tarjetas bíblicas: TB Salmo 116_12 TLA     A4:  TB Salmo 116_12 TLA A4

Multimedia: PPT:  Bondades de Dios     PDF:  Bondades de Dios

Instrucciones:  506 Multimedia

Actividades: 506 Sus bondades     A4:  506 A4 Sus bondades

Actividad grande:  506 Actividad grande 2

Respuesta: MI DIOS ES TODOPODEROSO

El viaje extraordinario de una Biblia

En homenaje al Mes de la Biblia quiero contarles algo extraordinario que pasó con la Biblia que le regalé a mi yerno. Sobrevivió un recorrido por la autopista de Oklahoma, encima de una camioneta. Mi hija y su familia habían ido a un culto en la ciudad de Tulsa; ellos viven en Fort Gibson, que queda como a 50 millas (80 km) de allí. Mi yerno Thomas puso la Biblia encima del vehículo mientras acomodó a los niños en sus asientos, ¡y se olvidó de la Biblia! La historia de hoy es acerca de esa Biblia, ¡y el viaje que sobrevivió! Esa Biblia iba cuidada por un ángel. Por cierto tuvo un viaje extraordinario.

La Biblia, la Palabra de Dios, ha sobrevivido a través de los innumerables ataques que se le han hecho al correr de los siglos. Los hombres y las mujeres que se han dedicado a la traducción y difusión de la Palabra de Dios han soportado todo tipo de persecuciones. Hay incontables relatos de la creatividad ejercida para mantener viva la Palabra. Como Jesús dijo:

«El cielo y la tierra pasarán, pero
mis palabras no pasarán.» Mateo 24:35

¡Dios cuida de su Palabra!

Hoy somos sumamente bendecidos. No hay suficiente palabras para expresar nuestro agradecimiento a quienes han dedicado su vida –sangre, sudor y lágrimas– para que hoy tengamos la Palabra de Dios. Los que hablamos español tenemos toda clase se traducciones de la Biblia. ¿Has visitado Biblegateway.com? Allí hay 19 versiones de la Biblia en español. A la vez hay aún miles de idiomas y dialectos que no tienen la Biblia. Parece injusto. Gracias a Dios que hay quienes trabajan para que se cierre esta brecha.

Habla a los niños del privilegio que tenemos de tener la Biblia. Enséñales a apreciarla. Inspíralos a leerla. Para los niños que no tienen Biblia ni los medios para comprar una, quizá en la iglesia puedan hacer un programa para conseguirles Biblias.

Deseo a todos un bendecido Día de la Biblia.

La Perlita 505

Historia:  505 La Biblia cuidada por un ángel

Historia en color:  505 La Biblia cuidada por un ángel color

Hoja para colorear:  505 La Biblia Hoja     A4:  A4 La Biblia  

Grande:  505 Actividad 1

Poster:  505 Poster Mateo 24_35

Tarjetas bíblicas:  TB Mateo 24_35      A4:  TB Mateo 24_35 A4

Láminas:  505 Biblia cuidada por un ángel

Multimedia:  PPT   505 El gran tesoro PPT     PDF   505 El gran tesoro PDF

Actividades:  505 Tesoro precioso   A4: A4 Tesoro precioso   

Grande:  505 Actividad

Respuestas:

Mi recuerdo más precioso

«Pérdidas por $2.000.000 arrojó el incendio de ayer», fue el titular en La Prensa del domingo 5 de abril de 1953 en Osorno, Chile. Tres casas fueron reducidas a escombros en P. Franke. Sería interesante saber cuánto representaría hoy dos millones de pesos chilenos. Las casas eran del hermano Leighton, uno de los pilares de la iglesia donde mi padre era pastor. En una de las casas hacíamos los cultos y en el segundo piso vivía nuestra familia. Yo tenía siete años cuando pasó esa desgracia. Mis padres estaban de visita en la Capital y yo estaba en el campo con la familia Rauque.

Una pérdida de dos millones no es nada en comparación con la pérdida de un alma. Todas las riquezas del mundo nada valen en comparación con la salvación.

«Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo
el mundo, y perdiere su alma?»
Marcos 8:36

Creo que todos pasamos por momentos traumáticos en nuestra vida. Lo maravilloso es que cuando tenemos al Señor Él nos consuela y ayuda. Mi madre, al enterarse de lo sucedido y que como familia habían perdido todo (excepto lo que tenían en las maletas que llevaron a Santiago), pero que yo estaba sana y salva, se sentó al piano a cantar: «No importa la casa que tengo aquí, allá me preparan palacio mejor…» Un palacio allá más lindo que el sol es la gloriosa esperanza del cristiano. Las cosas de este mundo son pasajeras.

La Perlita de hoy comienza con un milagro de sanidad que obtuvo mi madre. Ella siempre había soñado con montar a caballo, y tuvo la oportunidad en un pueblo que visitamos. Pero antes de que ella tomara las riendas, el caballo comenzó a galopar. Mi madre apenas pudo quedarse en la silla de montar. Felizmente, alguien vio al caballo y lo detuvo; pero mi madre cayó al suelo y se golpeó la cabeza en una piedra.

Fue doloroso el viaje a casa, y mi madre penosamente subió por los catorce peldaños de las gradas que llevaban al segundo piso, donde vivíamos. Una vez en cama no pudo mover el cuerpo ni levantar la cabeza. ¡Mi madre, la hermana Brita, estaba paralizada! Esa noche, desde su cama, escuchó a los hermanos que oraban fervientemente por su sanidad. Entonces, llena de fe, decidió levantarse en el nombre de Jesús. Primero movió una pierna, luego la otra… ¡y se levantó!

Ese fue uno de los muchos milagros que Dios hizo en la iglesia que se reunía en una de las casas de madera del hermano Leighton.

Luego pasó lo del incendio con la pérdida de dos millones de pesos chilenos. Fue la Semana Santa de 1953. Yo estaba en el campo con una familia de la iglesia; mis padres habían viajado a la capital, Santiago. Julio, el hijo de la familia, y yo jugábamos a la orilla del lago cuando vimos grandes llamas de fuego a la distancia. No sabíamos que eran las tres casas del hermano Leighton que se estaban incendiando. Se perdió para siempre el lugar donde entregué mi corazón a Cristo y donde mi madre fue sanada de parálisis.

Fue una gran pérdida material, especialmente para el hermano Leighton que perdió tres casas. Pero hay algo que el fuego no pudo destruir: el recuerdo de lo que pasó la noche más hermosa de mi vida, cuando entregué mi corazón a Cristo. ¡Ese es mi recuerdo más precioso!

Padres y maestros: enfaticen la importancia de la salvación. Yo tenía cinco o seis años cuando entregué mi vida a Cristo. Nadie es muy chico. Todos tenemos que tomar esta decisión. Dios no tiene nietos; nadie es cristiano porque sus padres lo son. Cada uno tiene que decidir por su propia cuenta que seguirá a Cristo. Ser salvo es la riqueza más grande. ¡Que muchos niños tengan esa experiencia de salvación! ¡Que para ellos también sea el recuerdo más precioso!

Mes de la Biblia = ¡Mes de salvación!

La Perlita 504

Historia:  504 El recuerdo más precioso

Historia en color:  504 El recuerdo más precioso color

Hoja para colorear: 504 Jesús salva Hoja    A4: 504 A4 Jesús salva Hoja

Hoja grande: 504 Actividad grande 1

Poster:  504 Poster Romanos 10_13

Tarjetas bíblicas: TB Romanos 10_13 RVR     A4: TB Romanos 10_13 A4 RVR

Láminas:  504 Láminas El recuerdo más precioso

Multimedia PPT:  Recuerdo más precioso    PDF: Recuerdo más precioso

Actividades: 504 Salvación Actividad    A4:  504 A4 Salvación Actividad

Grande:  504 Actividad grande 2

Respuesta: Todo aquel que busque la ayuda del Señor será salvo.

Dios de lo grande y lo pequeño

Como siempre, con La Perlita quiero dar honra y gloria a nuestro Dios de milagros. Si no fuera por la milagrosa mano de Dios, no habría estas historias. Dios me ha llamado a hacer esta obra. Él me mantiene con vida. ¡Gloria sea a su santo nombre!

Quiero contarte del primer «auto misionero» que tuvo mi padre, un Ford-A. Tenemos un Dios de lo grande y lo pequeño. La historia de hoy es acerca de un «pequeño» milagro que pasó en uno de los viajes de predicación en el sur de Chile.

El versículo clave que escogí para este testimonio de mi vida son las palabras que Jesús dijo al padre que vino a rogarle que sanara a su hijo endemoniado: «Si puedes creer, al que cree todo le es posible.» Inmediatamente el padre del muchacho clamó y dijo: «Creo; ayuda mi incredulidad.»

En la historia de hoy, mi madre tuvo fe; mi padre fue incrédulo. Tenían una cámara pinchada de una de las ruedas del auto. El parche que mi padre puso sobre el hueco, no funcionó. Un sacerdote del lugar le proporcionó otro parche; tampoco funcionó. Entonces mi madre le dijo que escupiera en el parche y que lo pusiera en el nombre del Señor. A mi padre le pareció ridículo pero lo hizo para complacer a mi madre. ¡Dios honró la fe de ella! Lee la historia y verás.

Es importante que los niños comprendan que la fe no es una «varita mágica» para recibir todos nuestros antojos. Pero cuando andamos con Dios y obedecemos sus mandatos, tenemos la promesa de Jesús de que podemos pedir y recibir. En el discurso de Jesús a sus discípulos antes de su muerte en la cruz (Juan 14 al 16) esto está bien claro, por ejemplo en 15:7. Pero hay un requisito indispensable: permanecer en Él.

Para mí cada día es un milagro. Veo la mano de Dios en lo pequeño y en lo grande. Pido al Señor que crezca la fe en cada uno que recibe La Perlita. ¡Tenemos un Dios de lo grande y lo pequeño! Un «parche» no es demasido pequeño para que Él se preocupe por hacer un milagro.

Pon toda tu confianza en nuestro Dios de milagros. Puede ser algo grande o algo pequeño, como lo de la historia de hoy… Dios obra cuando confiamos en Él. ¡Confía! ¡Cree! ¡Recibe!

La Perlita 503

Historia:  503 El Ford A y el evangelio

Historia en color:  503 El Ford A y el evangelio color

Hoja para colorear:  503 El milagro Hoja  A4: 503 A4 El milagro Hoja

Hoja para colorear grande:  503 Actividad grande 1

Poster:  503 Poster Marcos 9_23

Láminas:  503 Láminas Ford A

Multimedia PPT: 503 El FordA y el evangelio   PDF:  503 El FordA y el evangelio

Actividad:  503 Todo es posible    A4:  503 A4 Todo es posible

Actividad grande: 503 Actividad grande 2

Respuestas:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

7 DIFERENCIAS