El pajarito angustiado

«Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. No valen ustedes mucho más que ellas?» Mateo 6:26 NVI

Colorín y sus hermanitos vivían en la punta de un frondoso árbol. Sus padres habían preparado el nido con mucho cariño. Por muchos lugares habían volado para juntar materiales.

El viento mecía las ramas del gran árbol, pero en el nido los pajaritos vivían seguros. La mamá había escogido ese lugar alto para que los traviesos muchachitos del vecindario no hagan daño a sus hijitos.

pajarito co 1

LO QUE TEMÍA COLORÍN

A pesar de todos los cuidados y el cariño que le brindaba su madre, Colorín era un pajarito muy angustiado y preocupado. Tenía miedo de todo.
Más que nada, temía quedarse sin comida.

Cada día pasaba sentado en su nido preguntándose si su mamá y su papá iban a encontrar suficiente comida para él y sus hermanitos.

Tanto se angustiaba Colorín, que pensaba que tal vez nunca iba a aprender a volar.

A veces pensaba en lo terrible que sería estirar las alas y luego caer al suelo. Temía quedarse tirado allí hasta que el gato viniera a comérselo.

pajarito co 2

¿SE LO COMERÍA EL GATO?

Eso del gato lo preocupaba mucho. Varias noches había pasado sin dormir, pensando en que el gato al día siguiente se iba a trepar hasta las últimas ramas del árbol, para comérselo a él y a sus hermanitos.

Lo peor de todo era que Colorín pensaba que un día se le iban a caer todas las plumas. Él ya se veía sentado entre sus hermanitos, todo desnudo. ¡Ya escuchaba sus risas!

El pobre Colorín se moría de miedo cada vez que despertaba a un nuevo día.

LO QUE NO SABÍA COLORÍN

Lo que Colorín no sabía era que Jesús ha dicho que no tenemos que preocuparnos del día de mañana. Tampoco tenemos que temer el día de hoy, porque Jesús ha prometido cuidarnos.

Una vez Jesús habló de las flores del campo. «Miren las flores –dijo Jesús–. No trabajan ni hilan; sin embargo, ni el rey Salomón en toda su gloria se vistió como una de ellas.»

Jesús también habló de los pajaritos, que ni uno de ellos cae en tierra sin que el Padre celestial lo sepa.

Mateo 6_26

DIOS CUIDA DE TI

¿Sabes? Si Dios se preocupa de las flores y de los pajaritos, ¡cuánto más le importan sus hijos! Dios te ama y cuida de ti.

Jesús dijo que valemos mucho más que las flores y los pajaritos. No olvides que Dios cuida de ti, ¡HOY, MAÑANA, Y SIEMPRE!

Para imprimir la historia: 246 El pajarito angustiado color

Material completo en misperlitas.wordpress.com

Anuncios