Carlos y la moto Honda

Se acercaba la Navidad. En la escuela dominical la profesora les preguntó a los niños que le habían pedido a Dios para la Navidad.

–Yo le he pedido una muñeca con ojos azules –dijo Rosita.

–Yo le he pedido un carrito –dijo Juan.

–Yo le he pedido una pelota roja –dijo Marcela.

–Yo le he pedio un avioncito –dijo Pepe.

Carlos no dijo nada.

CARLOS Y SU MOTO posterLO QUE CARLOS PIDIÓ A DIOS

La profesora lo miró y le preguntó:

–Carlos, ¿qué le has pedido a Dios?

Carlos no quería que todos se enteren del deseo más profundo que tenía; pero como la profesora le hizo la pregunta, y él no quería mentir, respondió con la verdad.

–Yo le he pedido una moto Honda.

–¿Una moto Honda? ¡Ja, ja, ja! –se rieron los niños.

¿Por qué se rieron los niños? Ellos sabían que ni en mil años el papá de Carlos podría comprarle una moto.

–¿Cómo crees que vas a tener una moto? –le dijo Felipe–. ¡Tus papás son más pobres que los míos! Ellos no tienen plata como para comprarte una moto.

Era cierto que los padres de Felipe eran pobres y que los padres de Carlos también eran pobres. Pero Carlos le estaba pidiendo a Dios que le diera una moto.

DIOS EN PRIMER LUGAR

En el hogar de Carlos había una riqueza que no se mide en dinero u otros bienes materiales. Los padres de Carlos amaban a Dios sobre todas las cosas y les enseñaban a sus hijos a buscar en primer lugar las cosas de Dios.

El padre de Carlos siempre le decía a su hijo: «Busca primero el reino de Dios y tendrás las cosas que necesites.»

Aunque los niños ser rieron de él, Carlos no se desanimó. Siempre seguía pidiendo que Dios le diera una moto. Y no pedía cualquier moto. El sueño de Carlos era tener una moto de marca Honda y de color rojo.

Pasaron los años. Cada Navidad, cuando sus compañeros le preguntaban a Carlos lo que le había pedido a Dios, contestaba lo mismo: ¡una moto Honda! Se burlaban de él y le preguntaban cuándo su papá le iba a comprar la moto.

CARLOS Y MOTO jpgUNA MOTO PRESTADA

Cuando Carlos ya era joven y empezó a trabajar, le dieron una moto Honda para que se movilizara. Era emocionante para él manejar esa motocicleta; pero no era
su moto.

Carlos oraba y decía: «Señor, yo deseo tener una moto propia de esta marca.»

Además de orar, Carlos ahorraba dinero de lo que ganaba en su trabajo.

Siguieron pasando los años y Carlos llegó a ser pastor en un pueblo de la selva del Perú. Él seguía ahorrando de su dinero todo lo que podía, porque no perdía su sueño de tener una moto Honda.

Carlos ahorraba para su moto pero también regalaba el dinero. Siempre había necesidad de dinero para algún evento en la iglesia, y Carlos contribuía de sus ahorros. A veces para un retiro de jóvenes, otras veces para algún matrimonio.

«Señor, ahí se va la inicial para mi moto», decía Carlos. Pero con alegría él daba de sus ahorros para los jóvenes que iban de retiro o para alguna pareja que contraía matrimonio.

¿Crees que Dios se olvidó del deseo y la oración de Carlos? No, Dios nunca olvida a sus hijos. A veces la respuesta demora un poco; pero siempre llega.

LA MOTO DE SUS SUEÑOS

Ahora Carlos tiene una moto Honda de color rojo, tal y como su corazón lo había deseado y pedido. En la moto ha pegado una calcomanía que dice «Cristo es buena Honda». Con esa moto él sale a hacer la obra de Dios. Carlos lleva
a los niños de su iglesia de paseo. Así como tú, ellos leen
La Perlita. Y Carlos les enseña que, aunque sus padres sean pobres, nuestro Padre celestial es dueño del universo.

Dios oyó la oración de un niño pobre de Ica, Perú, y le dio la moto Honda que le pidió. ¿Por qué no recibió la moto de una vez? Porque los niños no manejan motocicletas. Eso es muy peligroso. Dios sabía el momento exacto en que le daría a Carlos el regalo de Navidad que le pidió desde niño.

Fotos de la moto y el pastor Carlos 208 Los suenos se cumplen

PARA TI TAMBIÉN

¿Tienes un deseo especial? No dejes que nadie se burle de ti y te diga que no se puede cumplir. Recuerda siempre lo que el padre de Carlos le decía a su hijo: «Busca primero el reino de Dios y tendrás las cosas que necesites.»

La Perlita para imprimir 208 Carlos y la moto Honda color

Hoja para colorear 208 Carlos

Actividad bíblica 208 Lo mas importante

Poster para exhibir 208 Mateo 6_33 poster

 

Anuncios