Cada estrella tiene nombre

A Estrella le encanta ver el cielo estrellado. Cuando ella nació sus padres le pusieron el nombre de Estrella, porque era una niña muy especial. Dios le ha dado un cromosoma extra, que para Estrella es un cromosoma de amor. Cada vez que sus padres miran las estrellas, dan gracias a Dios por haberles dado una Estrella muy especial, su amada hijita.

¿Has visto un cielo estrellado? Millares de lucecitas iluminan la noche y cuentan la gloria de Dios. Son prueba del infinito poder de nuestro Creador. Cada estrella tiene un nombre, que Dios mismo le ha dado. ¿Verdad que es maravilloso?

CUENTA LAS ESTRELLAS

En el Club Tesoros nuestra amiguita Estrella aprendió acerca de la promesa que Dios dio a Abraham. Hace miles de años, el Señor lo llamó para que sea el padre de una nación escogida. De su familia un día iba a nacer el Salvador. Esa nación es Israel.

Una noche de cielo estrellado, Dios le dijo a Abraham que saliera afuera y que mirara las estrellas, a ver si las podía contar. Le prometió que su descendencia sería tan numerosa como las estrellas de los cielos y la arena del mar.

¿Has tratado alguna vez de contar las estrellas? Los astró-nomos, científicos que estudian los astros, dicen que hay más estrellas en el universo que la arena del mar. Solo Dios sabe cuántos conjuntos de estrellas y planetas hay, llamados galaxias.

En cada galaxia hay cientos de miles de millones de estrellas. 2.000.000.000 es un estimado del número de galaxias. La cantidad es tanta que demorarías semanas y meses en contar las estrellas. ¡Tan grande y admirable es nuestro Dios!

Estrella, la nueva amiga de Pepita, admira las estrellas. En las noches las mira por la ventana; a veces sale afuera a mirar. No solo mira las estrellas sino también la luna, esa hermosa bola blanca.

Estrella también admira cuando el sol se pone en las tardes, con hermosos colores de amarillo, naranja, violeta, rosado y rojo. Es como que Dios toma un pincel gigante y pinta el firmamento.

UNA ORQUESTA DE ESTRELLAS

Estrella y los niños del Club aprendieron que el sol es 400 veces más grande que la luna y que está 400 veces más lejos. La luz del sol viaja con mucha rapidez; tan rápido que puede rodear la Tierra siete veces en un segundo. ¡Imagínate! Un segundo es como un pestañeo. El sol viaja con la increíble velocidad de 299.792 kilómetros por segundo.

Comparada con el sol, la tierra es tan pequeña como una pelota de ping-pong. En el universo, los humanos somos como hormigas. Tan inmenso es el mundo de Dios.

Cuando doña Beatriz dijo que las estrellas cantan, Pimienta no lo podía creer. ¿Cómo una estrella puede cantar? La buena vecina le dijo que leyera el Salmo 148, versículo 3.

–El libro de Salmos está en el centro de la Biblia –dijo Sal, y le ayudó a encontrar el versículo.

Pimienta leyó:

–Alábenlo, sol y luna, alábenlo, estrellas luminosas.

TELESCOPIOS GIGANTES

Doña Beatriz habló a los niños de los telescopios que se usan para mirar las estrellas. Les explicó que hay telescopios gigantes que captan los sonidos que emiten las estrellas. Algunos sonidos se oyen rítmicos; otros suenan como violines.

–¡Así que Dios tiene una orquesta! –exclamó Estrella.

–¡Y a cada estrella en la orquesta Dios le ha dado nombre! En Isaías 40:26 dice que Dios ordena la multitud de estrellas una por una, y que llama a cada una por su nombre.

–¿Las estrellas tienen nombre? –preguntó Estrella, asombrada.

–¿Verdad que es maravilloso? –dijo doña Beatriz–. ¡Dios tiene un nombre para cada estrella! Y con los telescopios gigantes se han descubierto los sonidos de las estrellan que alaban a Dios.

Para que todos escucharan la música de las estrellas, doña Beatriz hizo tocar un video que había encontrado en YouTube. ¡Qué novedad para contar a los amigos en la escuela!

–Voy a preguntar a mi maestra si ella ha escuchado la música de las estrellas –dijo Pimienta, muy decidido.

MÁS IMPORTANTE QUE LAS ESTRELLAS

Así como hay muchísimas estrellas, hay también mucha gente; más de siete mil millones de personas en el mundo. Si entre todos nos tomáramos de la mano, ¡rodearíamos el mundo casi trescientas veces!

¡Tantas personas hay! Lo maravilloso e importante es que Dios conoce a cada una. Nos parece emocionante que Dios conoce las estrellas y les da nombre; pero más grandioso es que te conoce a ti. Dios sabe tu nombre y se preocupa por cada detalle de tu vida. Tanto le interesa todo acerca de ti que hasta tiene contados los cabellos en tu cabeza.

El grande y poderoso Dios, que tiene galaxias de estrellas, te ama tanto que vino al mundo en la persona de Jesús, para ser tu Salvador. Te invita a que recibas en Jesús el perdón de tus pecados y la vida eterna. ¡Vales mucho más que las estrellas!

 

ESCUCHA EL VIDEO:  https://www.youtube.com/watch?v=OLDWKpAkRHs

 

EN mis perlitas HAY HOJA PARA COLOREAR Y ACTIVIDADES.

Anuncios

Estrella y las estrellas

estrella POSTER

Estrella nunca había visto un cielo estrellado. Cuando ella nació sus padres le pusieron el nombre de Estrella para que ella les hiciera recuerdo de que hay miles de millones de estrellas; pero estrellas que ellos nunca veían en su cielo.

¿Has visto un cielo estrellado? Esos millares de lucecitas que iluminan la noche cuentan la gloria de Dios. Son pruebas del infinito poder de nuestro Creador.

EL CAMPAMENTO

En la ciudad donde vive Estrella hay tanta contaminación ambiental que no se ven las estrellas. Pero una noche ella tuvo la alegría de conocer estas hermosas lumbreras. Fue a un campamento con los niños de su iglesia. Viajaron a la playa. Estrella no solo conoció las estrellas sino que vio el mar y se bañó entre las olas.

Estuvieron toda una semana disfrutando de las alegrías que trae un campamento. Durmieron en carpas, jugaron en la arena, se bañaron en el mar, hicieron excursiones, y estudiaron hermosas lecciones acerca de Abraham.

CUENTA LAS ESTRELLAS

Estrella nunca había oído acerca de la promesa que Dios dio a Abraham. Una noche Dios le dijo que mirara las estrellas, a ver si las podía contar, porque su descendencia sería tan numerosa como las estrellas de los cielos y la arena del mar.

¿Has tratado alguna vez de contar las estrellas? Los astrónomos, científicos que estudian las estrellas, dicen que hay más estrellas en el universo que la arena del mar. Hay entre 100 y 200 conjuntos de estrellas y planetas llamados galaxias. En cada galaxia hay cientos de miles de millones de estrellas.

Estrella estaba admirada. Cada noche se sentaba afuera de la carpa y se quedaba mirando largo rato al cielo. Esa semana había luna llena así que no solo veía las estrellas sino una hermosa bola blanca. Algo que le llamó mucho la atención fue cuando el sol se ponía en las tardes, con hermosos colores de amarillo, naranja, violeta, rosado y rojo. Era como que Dios tomaba un pincel gigante para pintar el firmamento.

LAS ESTRELLAS CANTAN

Estrella aprendió que el sol es 400 veces más grande que la luna y que está 400 veces más lejos. La luz del sol viaja con mucha rapidez; tan rápido que puede rodear la Tierra siete veces en un segundo. ¡Imagínate! Un segundo es como un pestañeo. El sol viaja con la increíble velocidad de 299.792 kilómetros por segundo.

En las noches los líderes del campamento armaban una fogata y todos los acampantes se reunían alrededor para cantar alabanzas a Dios. Una noche, una de las profesoras les preguntó si sabían que las estrellas cantan.

¿Qué? Estrella no lo podía creer. «Alábenlo, sol y luna, alábenlo, estrellas luminosas», leyó la profesora del Salmo 148:3. ¿Cómo pueden cantar?

¿Sabes lo que es un telescopio? Es una lupa muy poderosa con que se miran las estrellas. Hay unos telescopios inmensos que captan los sonidos que emiten las estrellas. Hay estrellas que emiten sonidos rítmicos; otras suenan como violines. ¡Dios tiene su propia orquesta! pensó Estrella al oír esto.

CADA ESTRELLA TIENE NOMBRE

¿Qué más aprendió Estrella acerca de las estrellas? Que al crear las estrellas Dios les ha dado nombre. Él ordena las estrellas una por una, y cada estrella tiene nombre (Isaías 40:26).

¡Qué maravilla que Dios tiene un nombre para cada estrella! Más maravilloso es que Dios conoce a cada persona. Él se preocupa por cada detalle de tu vida. Tanto se interesa por cada uno que hasta tiene contados nuestros cabellos.

¿Los pajaritos? ¿Qué dice la Biblia acerca de los pajaritos? Que Dios los alimenta y que ni uno de ellos cae en tierra sin que Dios lo sepa.

¿Y las flores? No trabajan ni hilan, dijo Jesús,  pero ni siquiera el rey Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de los lirios del campo.

Estrella aprendió todas estas cosas maravillosas acerca de nuestro Dios.

LA ESTRELLA MÁS IMPORTANTE

Cuando llegó de regreso a casa Estrella tenía mucho que contar a sus padres y hermanos. «¿Cuál ha sido la estrella más grande y luminosa?» les preguntó. Eso también había aprendido en el campamento. ¡La estrella de Belén!

Entre todas las estrellas esa es la más privilegiada. ¿Por qué? Porque anunció el nacimiento de nuestro Salvador. Ángeles anunciaron la buena nueva a los pastores de Belén. La estrella anunció el nacimiento del rey Jesús a los magos de Oriente y ellos vinieron a ofrecerle presentes. ¿Sabes qué regalos le dieron? Oro, incienso y mirra.

El Dios que ha nombrado las estrellas conoce tu nombre y te ama más que cualquiera en el mundo. Te ama tanto que Jesús vino al mundo para ser tu Salvador. Si te arrepientes de tus pecados y le pides perdón, Él te perdona.

¿Es Jesús tu Señor y Salvador?

Para imprimir la historia: 240 Estrella y las estrellas color

Póster: 240 Poster Salmo 19