Jesús, el burrito y los niños de Jerusalén

Se acercaba la Pascua. Jesús iba camino a Jerusalén. Él necesitaba un burrito. Pidió a dos de sus discípulos que fueran a la aldea de enfrente y le trajeran uno que estaba atado allí.

–Si alguien les pregunta por qué lo desatan, díganle que el Señor lo necesita.

Entrada Triunfal 1

Los discípulos trajeron al burrito y Jesús lo montó.

Entrada Triunfal 2

La gente que seguía a Jesús estaba emocionada. Tendieron mantos y ramas de palma por el camino para que Jesús pasara. El burrito se sentía feliz de llevar a Jesús.

Al llegar cerca de la bajada del monte de los Olivos la gente comenzó a alabar a Jesús. Chicos y grandes gritaban:

«¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en
el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!»

EL PROFETA DE NAZARET

Toda la ciudad estaba conmovida.

La gente, asombrada de ver a Jesús montado en un burrito, se preguntaba: «¿Quién es éste?»

–Es el profeta Jesús de Nazaret de Galilea –respondieron los discípulos.

El burrito sonrió feliz. ¡Qué privilegio de llevar montado a Jesús!

Entrada Triunfal 3
¿Adónde crees que fue Jesús?

Jesús fue directamente al templo, la casa de oración. El templo era un lugar sagrado para honrar y alabar a Dios. Pero había mucho desorden.

Entrada Triunfal 4

En el templo había mesas de cambistas de dinero y venta de palomas para los sacrificios. Jesús, que recién había estado alegre y sonriente, se enojó y empezó a volcar las mesas de los cambistas.

Las monedas volaban y caían sonando por todo lado. Jesús también volcó los puestos de los que vendían palomas. ¡Y volaron las palomas!

Entrada Triunfal 5

–¡Ésta es la casa de mi Padre! –dijo Jesús, indignado, con voz como de trueno–. Está escrito que el templo debe ser casa de oración. ¡Ustedes lo han convertido en cueva de ladrones!

Marcos 11_17

LOS CAMBISTAS

¿Por qué había cambistas de dinero en el templo? Era la Pascua y venían judíos de diferentes lugares, con distintas monedas. Necesitaban cambiar su dinero para las monedas que se usaban en el templo.

¿Por qué vendían palomas? Ofrecían palomas en los sacrificios. Los viajeros no habían traído palomas. ¡Pero no debían convertir el templo en un mercado!

COJOS Y CIEGOS SANADOS

En el templo venían ciegos y cojos para ser sanados. ¡Jesús los sanó a todos!

Entrada Triunfal 6
Los niños seguían gritando alabanzas: «¡Hosanna al Hijo de David!»

Pero no todos estaban felices. Los líderes religiosos se quejaron de las alabanzas.

–¿Oyes lo que éstos están diciendo? –le preguntaron a Jesús.

–Claro que sí –respondió Jesús–. ¿No han leído que en los labios de los pequeños Dios ha puesto la perfecta alabanza? Además, si la gente no me alababa, lo harán las piedras.

¡Qué bueno que los niños alabaron a Jesús en la casa de oración! Si no, lo hubieran hecho las piedras.

CONDENADO A MUERTE

Esa Pascua en Jerusalén fue la más dramática y asombrosa de la historia humana.

Un día Jesús entró a Jerusalén montado en un burrito. La gente tendió mantos y ramas de palma en el camino para que pasara el rey Jesús. Chicos y grandes le cantaron alabanzas y hosannas.

Unos días más tarde, la misma gente gritaba ante el gobernador Pilato:

–¡Crucifícale! ¡Crucifica a Jesús!

Los jefes religiosos habían condenado de muerte a Jesús; pero ellos tenían que recibir la aprobación de Pilato, el gobernador romano. Pilato no encontró culpa en Jesús; sin embargo, hizo lo que la gente reclamó, que mande crucificar a Jesús.

JESÚS MURIÓ POR TI

¿Era Jesús un criminal? ¡No! Pero fue crucificado como un criminal. Jesús nunca había hecho nada malo. Él es el único hombre que nunca ha pecado. Su muerte en la cruz fue el sacrificio que Dios aceptó para perdonar los pecados de cualquiera que reciba a Jesús como su Salvador.

Así como los niños en Jerusalén alabaron a Jesús, alábale tú. Jesús es digno de toda alabanza, no sólo en la iglesia sino en todo lugar, y en todo momento. Lo más hermoso es ver a los niños en la casa de oración.

¡Alaba a Jesús con Hosannas!

 

El 5 de abril vendrá el siguiente capítulo de…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s