El tesoro de Pepita

La fiesta del perrito Dino fue todo un éxito. Los niños se divirtieron tanto que no querían irse; pero, como doña Beatriz sabía que los padres esperaban a sus hijos en casa, despidió a sus nuevos amigos.

«¡Gua, gua! –ladraba Dino–. ¡Gua, gua! No quiero que se vayan.» No obstante, como era un perrito obediente, se despidió de los niños. «¡Gua, gua, gua! Vuelvan pronto.»

Todos recibieron una bolsita con las golosinas que habían sobrado y doña Beatriz los invitó a venir todos los sábados a su casa para descubrir las maravillas de la sabiduría.

–¿Qué les parece si formamos un club? –dijo al despedirse–. Quisiera que piensen en un nombre para el club.

LA GRAN DESILUSIÓN

Pepita salió de la fiesta abrazando su premio, la Santa Biblia. Era la primera vez que tenía una Biblia, porque en su casa no había Biblia.

¿Por qué la Biblia será tan importante? se preguntaba.

–¡Vuelvan pronto! –dijo doña Beatriz–. Pepita, no te olvides de traer la Biblia. «¡Gua, gua!», ladró Dino.

Pepita corrió a su casa, muy emocionada por el premio que había ganado. Quería mostrarlo a sus padres.

–¿Qué libro es el que traes? –le preguntó su papá con voz dura–. ¿Quién te lo ha dado y por qué?

–Me gané el premio por adivinar la palabra secreta –dijo Pepita–. La vecina Beatriz me lo ha dado. La palabra secreta es algo que vale más que todas las riquezas.

–No entiendo los motivos de la vecina; pero lo voy a averiguar. Sospecho que alguna ventaja quiere sacar –dijo don Pepe, el papá de Pepita.

–Es una Biblia. La vecina nos va a ayudar a descubrir los tesoros que hay en este libro.

–Ya ves, hija. ¡Qué engaño! ¿Cómo va a haber tesoros en un libro? Inmediatamente iremos a devolverlo.

Pepita se puso a llorar, muy triste, y suplicó a su papá que la dejara quedarse con el libro; pero el papá estaba decidido.

Pepita tendría que devolver el premio que había ganado.

PEPITA DEVUELVE LA BIBLIA

La vecina se sorprendió al ver a Pepita con su papá. Los recibió con un saludo amable.

–¿Por qué le dado usted la Biblia a mi hija? –preguntó don Pepe, indignado–. ¿Qué ventaja quiere sacar? No tengo dinero para pagarle por la Biblia.

–Don Pepe, su hija es muy inteligente. Ella ganó el concurso y yo le di la Biblia como premio.

–¿Qué espera usted de Pepita? –exigió don Pepe.

–Esta Biblia es un regalo. Quisiera que usted dé permiso a su hija para que venga los sábados a mi casa. He invitado a los niños vecinos a formar un club. Vamos a aprender los secretos de la sabiduría.

Don Pepe siguió duro. No quiso dar permiso a su hija. Además, obligó a que Pepita devolviera la Biblia.

Pepita pasó una semana triste. Ya no tenía el premio y su papá le había prohibido ir al club. Cuando se encontraba con Sal y Pimienta los miraba con ojos tristes. Ellos iban a ir al club; ¡pero ella no! ¿Cómo podría convencer a su papá?

Doña Beatriz había visto los ojos tristes de Pepita y decidió interceder por ella. Lo primero que hizo fue pedir a Dios que tocara el corazón de don Pepe para que diera permiso a su hija de asistir al club. Y también que le permitiera recibir la Biblia. Cada mañana, cuando oraba por sus vecinos, hacía una oración especial por Pepita y su papá.

El sábado en la mañana, antes de preparar el jardín para la hora del club, fue a casa de Pepita.

–Don Pepe, vengo a suplicarle que deje ir a Pepita al club. Le aseguro que no se va a arrepentir. Voy a enseñar cosas buenas a los niños. Quiero que conozcan a Jesús.

–Mi hija tiene que ayudar a su mamá. Los sábados son para los deberes del hogar, no para divertirse.

–Papito –interrumpió Pepita–. Te prometo que voy a ser muy obediente. Antes de ir a la casa de doña Beatriz voy a hacer los mandados. Por favor, déjame ir al club.

¿Qué crees que pasará con Pepita?

En MIS PERLITAS encontrarás el material que acompaña a esta historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s