La fiesta del perrito Dino

Era sábado, un día de sol y cielo despejado. La buena vecina doña Beatriz había invitado a Sal y Pimienta y a los otros niños del vecindario a su casa. Era el cumpleaños de su perrito Dino y quería celebrarlo.

Dino era un perro sabio y obediente. Sabía hacer muchas cosas que los niños admiraban. Saludaba, se sentaba en atención para recibir su comida, ante de comer bajaba su cabecita como para orar, sabía contar hasta diez, y muchas otras cosas. Lo más importante es que Dino era obediente.

Los vecinitos de doña Beatriz llegaron muy contentos a la fiesta. Había globos de colores, una mesa con refrescos, gorritos para todos, y un perrito cumpleañero que estaba de buen humor. Dino dejó que todos lo acariciaran y devolvió el saludo lamiendo con mucha gana a los niños. Era como que Dino comprendía que él era el héroe de la fiesta.

UN PERRITO SABIO

Lo primero que hizo doña Beatriz fue mostrar a los niños lo sabio que era Dino. Ella le había enseñado a contar hasta diez.

Por cada dedo que doña Beatriz levantaba, Dino ladraba. Un dedo: «¡Gua!» Dos dedos: «¡Gua! ¡Gua!» Tres dedos:

«¡Gua! ¡Gua! ¡Gua!» Así siguió Dino hasta que doña Beatriz levantó diez dedos. ¡Ladró diez veces!

–¡Buen perrito, feliz cumpleaños! –dijo la buena vecina y le dio golosinas especiales para perros. Pero primero Dino tuvo que sentarse bonito y esperar la orden de «come».

LA PALABRA SECRETA

Alberto y Felix, los amiguitos conocidos como Sal y Pimienta, habían pasado toda la semana pensado en una palabra secreta; algo que según doña Beatriz vale más que todas las riquezas del mundo. La buena vecina les había dicho que la palabra comienza con SA y que es algo que les ayudaría a cuidar sus palabras.

Sal y Pimienta habían aprendido que las cosas que decimos revelan lo que hay en nuestro corazón. Para hablar cosas buenas necesitamos algo que vale más que las perlas. Nuestros amiguitos querían saber qué es.

Ellos no le habían hablado a nadie acerca de la palabra secreta porque querían adivinar cuál era y ganarse el premio que doña Beatriz les había prometido.

PEPITA GANA EL PREMIO

Después de jugar a ponerle la cola al burro y de tomar el refrigerio, con las ricas galletas y los dulces, doña Beatriz reunió a todos para hablar de la palabra secreta.

«Santa Biblia, salvador, salud, santidad, salvación…» Los niños adivinaban, una palabra tras otra. Sin pensar, alguien dijo «zapatos».

–Zapatos es con zeta –gritó alguien, y todos se rieron.

Siguieron adivinando. Pepita, una niña tímida y callada, preguntó si era la palabra «sabiduría».

–SABIDURÍA… ¡esa es la palabra! –dijo doña Beatriz, muy feliz de que los niños la hubieran adivinado.

Sacó su Biblia y leyó: «La sabiduría vale más que las perlas; vale más que cualquier cosa que se pueda desear.»

–Pepita, ¡te ganaste el premio! –gritó Sal, y empezó a saltar y aplaudir. Los otros niños también aplaudieron. Pepita no estaba acostumbrada a recibir aplausos, y bajó la cabeza un poco avergonzada por toda la atención que recibía.

Doña Beatriz sacó una Biblia, se la dio a Pepita, y dijo:

–Te doy esta Biblia para que en ella descubras lo que vale más que el oro y las perlas: la sabiduría. He puesto un señalador en un lugar especial y he subrayado estas palabras:

«Desde tu niñez conoces las Sagradas Escrituras, que pueden darte la sabiduría necesaria para la salvación mediante la fe en Cristo Jesús.»

–El apóstol Pablo, un hombre escogido por Dios para que anuncie las buenas nuevas de salvación en Cristo Jesús, escribió estas palabras a Timoteo. La madre y la abuela de Timoteo le enseñaron desde niño la palabra de Dios.

«¡Gua! ¡Gua!» Dino se puso impaciente porque la atención ya no estaba en él. Doña Beatriz tenía mucho que quería enseñar a los niños acerca de la sabiduría y los invitó para que volvieran el sábado siguiente. Pero ahora se dedicaron a jugar con el perrito cumpleañero.

En MIS PERLITAS están todos los materiales que acompañan a esta historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s