Sal y Pimienta

En el vecindario de la buena señora Beatriz vivían Alberto y Felix. Alberto tenia la piel blanca como sal; por eso le decían Sal. Felix era más oscuro, como la pimienta; por eso le decían Pimienta. Muchos ni siquiera sabían los verdaderos nombres de los muchachitos.

Hasta en la escuela les decían Sal y Pimienta. Eran inseparables. Salían juntos a la escuela en la mañana y volvían juntos en la tarde. Juntos hacían las tareas, y juntos dormían… ¡No, eso no! Cada uno dormía en su propia cama y en su casa.

Aunque eran muy buenos amigos, y casi inseparables, había una gran diferencia. Y no me refiero al color de la piel, cosa en lo que nunca pensaban. Sigue leyendo…

ALBERTO HABLABA CON SAL

Un día la buena vecina Beatriz le dijo a Alberto, el muchacho al que le decían Sal:

–Eres un buen muchacho. Me gusta que hablas con sal.

–Disculpe, señora, creo que se ha confundido –dijo Alberto–. Yo soy Sal y mi amigo Felix es Pimienta.

–No me refiero a eso, hijo –dijo la buena señora–. He observado que hablas con sal.

Alberto se despidió de la buena vecina Beatriz, muy confundido.

Camino a la escuela al día siguiente, le comentó a su amigo Pimienta lo que había dicho la vecina. Era un enigma* que ambos trataron de resolver; pero fue imposible.

*ENIGMA es un misterio, un secreto

 

Alberto preguntó a sus padres si ellos sabían lo que era hablar con sal; pero para ellos también era un enigma. La próxima vez que se encontró con la buena vecina le preguntó el significado de hablar con sal.

–Ven a mi casa y te lo explico –le dijo ella–. Trae a tu amiguito Pimienta y se lo explicaré a ambos.

EN CASA DE LA VECINA

Alberto y Felix pidieron permiso a sus respectivos padres y fuero a visitar a la buena vecina. Doña Beatriz los recibió muy amablemente. Los invitó a pasar a la sala de estar y les sirvió jugo y galletas. Sal y Pimienta se sintieron muy honrados, como si fueran gente grande.

Doña Beatriz les dijo que podían comer todas las galletas que quisieran. ¡Qué fiesta para ellos! Después de que tomaran el jugo y comieran las galletas, doña Beatriz sacó un libro grande que tenía en su estante. Era una Biblia gigante.

Sal y Pimienta no estaban acostumbrados a leer la Biblia. Doña Beatriz les explicó que la Biblia es el libro de Dios, escrito para que podamos conocer su amor. Sobre todo, para que lleguemos a conocer todo acerca de Jesucristo, el Hijo de Dios, que vino al mundo para ser nuestro Salvador.

LA SAL DA BUEN SABOR

–En la Biblia hay toda clase de temas –dijo la buena vecina–. También habla de las conversaciones.

¿Qué? A Sal y Pimienta les pareció muy raro. Se miraron, confundidos. ¿Sería esto otro enigma para resolver?

–La sal da buen gusto a las comidas –dijo doña Beatriz–. ¿Alguna vez han comido algo desabrido?

Sal y Pimienta asintieron con la cabeza. A veces les tocaba comer cosas sin sabor. ¡Era horrible!

–La comida es desabrida porque le falta sal –les explicó la vecina–. Alberto, tú hablas con sal; por eso me gusta escucharte. Lo haces con gracia y cortesía. No te he oído decir malas palabras.

Alberto levantó los hombros y se estiró un poco en el asiento. Nunca nadie lo había elogiado por su forma de hablar.

–Eres Sal y hablas con sal. Me gusta eso –dijo doña Beatriz, a la vez que preguntó a los muchachos si querían más galletas.

–No gracias, señora –respondió Sal, con mucha cortesía.

–A veces digo malas palabras –dijo Felix, a quien le decían Pimienta–. ¿Quiere decir eso que yo hablo con pimienta?

–Buena pregunta, muchacho –respondió doña Beatriz–. Veamos lo que la Biblia dice acerca de la sal y luego veremos lo que dice acerca de la pimienta.

La buena vecina Beatriz abrió su Biblia y leyó… (SIGUE LA SEMANA QUE VIENE)

Busca en MIS PERLITAS el material que acompaña a esta historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s