El hombre más feliz

Don Miguel era muy simpático y siempre andaba cantando. Los niños del pueblo por cariño le decían tío Miguel. Pero él no siempre había sido feliz. Un pajarito le enseñó una gran lección. Ahora tiene fama de ser el hombre más feliz…

don-miguel

UN GRAN SECRETO

Un día, una niña le preguntó:

–¿Es verdad que usted nunca está triste? ¿No tiene problemas, don Miguel? Yo quisiera ser tan feliz como usted.
Don Miguel no se rió de la pregunta, sino le contestó:

–Claro que todos nos hallamos algunas veces en dificultades, tanto los niños como los grandes; pero te voy a contar un secreto, hijita.

Don Miguel le dijo que un día Dios usó a un pajarito para enseñarle una lección. Desde esa vez, le es mucho más fácil vencer las dificultades de la vida.

–Cuénteme cómo fue eso –le pidió la niña.

Entonces don Miguel le contó la siguiente historia:

ESTABA MUY TRISTE

–Una vez estaba pasando por una prueba muy grande.

Era un día triste y lluvioso; nubes negras, truenos y relámpagos anunciaban que se acercaba una tormenta.

»Yo me sentía muy triste por mi problema y no podía reír, ni tenía ganas de cantar. Esa tarde, cuando fui a ordeñar la vaca, sólo podía pensar: ¡pobre de mí!

»De repente oí algo que me extrañó. Era un pajarito que cantaba. No lo podía ver, pero lo escuché en medio de la oscura tormenta. Cantaba dulcemente, como si no se diera cuenta de la tempestad.

perlitaaveUN PAJARITO VALIENTE

»Se fue el pajarito, pero no pude olvidarme de él. Esa criatura era más valiente que yo, pues se había atrevido a salir aquella tarde tan tempestuosa. El pajarito estaba alabando a su Creador.

»En cambio yo, que había recibido muchas bendiciones de Dios, me había olvidado de alabarlo. En ese mismo momento pedí perdón al Señor por ser un hijo suyo muy ingrato.

»Esa es mi pequeña historia, querida niña –dijo don Miguel–. Un pajarito me enseñó a ser feliz.

–Gracias –dijo la niña–, y se fue de prisa a contarles a sus amigas el porqué de la felicidad del tío Miguel.

¿POR QUÉ CANTAN LOS PAJARITOS?

Los pajaritos saben que Dios cuida de ellos. Jesús dijo que las aves no tienen que sembrar ni cosechar ni guardar semilla en graneros, porque el Padre celestial las alimenta.

Dios también sabe exactamente cuántos pajaritos hay y ni siquiera uno de ellos muere sin que Él lo permita.

Jesús dijo a sus discípulos: «¿Acaso no valen ustedes mucho más que las aves?»

Los pajaritos cantan porque confían en su Padre celestial.

APRENDE A SER FELIZ

Amigo o amiga: tú también puedes aprender a ser feliz todos los días. Dios te ama y cuida de ti. Así como don Miguel puedes cantar alegre. ¿Sabes qué? La alegría es contagiosa. Con tu sonrisa y tus cantos puedes llenar el mundo de felicidad.

Jesús también habló de las flores. Dios es quien las viste con todos sus hermosos colores.

Lee la promesa de Jesús en Mateo 6:25-33.

Tú vales mucho más que los pajaritos y las flores. Eres tan importante para Dios que Él hasta cuenta cuántos cabellos tienes en la cabeza. ¿No te parece que el amor y el cuidado de Dios es motivo de que sonrías y cantes?

¡Alaba al Señor por su gran amor por ti!

mateo-6_26

En MIS PERLITAS están las actividades para esta historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s