La sombra que retrocedió

Ezequías fue un gran rey. Leemos en la Biblia que ni antes ni después hubo en Judá otro rey como él. Fue fiel al Señor, y obedeció los mandamientos que Dios dio a Moisés.

En los tiempos de Ezequías las ciudades estaban rodeadas de muros. Una vez los enemigos rodearon a la ciudad de Jerusalén, la capital del reino. Nadie podía salir al campo en busca de agua y comida. Los niños lloraban porque tenían hambre y sed. Los padres no sabían cómo consolarlos.

Los enemigos, con sus armas, se burlaban de Dios y del rey. Senaquerib, el rey enemigo, mandó una carta a Ezequías, diciendo:

Vengo con mi ejército para vencerlos a todos. No pienses que tu Dios te va a ayudar. Yo he conquistado a muchos pueblos y ninguno de sus dioses ha podido defenderlos. ¡Prepárate para una gran derrota!

Ezequías tembló de miedo… sí, seguramente, pero a la vez sabía algo que Senaquerib no conocía: que no hay rey en el mundo que sea más poderoso que nuestro Dios.

¿Qué crees que hizo el rey cuando recibió la carta? Lo que siempre acostumbraba hacer. ¡Fue al templo para orar! Se arrodilló con la carta delante de él y dijo:

Amado Señor, sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra. Por favor, lee esta carta y date cuenta de todas las cosas feas que dice Senaquerib. Sálvanos, para que todos los reinos de la tierra sepan que tú eres Dios.

Ezequías oró con fervor, pensando en los niños que se morían de hambre y en los padres que no sabían qué hacer.

ezequias-01

BUENAS NOTICIAS

Al poco tiempo, Isaías, el profeta de Dios y amigo del rey, mandó a dar buenas noticias a Ezequías.

«Vas a recibir lo que has pedido a Dios –era el mensaje–. Senaquerib no entrará a Jerusalén. No disparará ni una sola flecha ni construirá plataformas para subir por las murallas. Dios protegerá esta ciudad.»

Dios cumplió su promesa y ayudó a Ezequías. Mandó un ángel que destruyó a todos los soldados del campamento enemigo. El rey Senaquerib volvió a su tierra, avergonzado.

ENFERMEDAD DE MUERTE

En esos días, Ezequías cayó en cama, muy enfermo. Su amigo, el profeta Isaías, fue a verlo y le dijo: «Ordena todas tus cosas porque vas a morir.»

ezequias-02

¡Pobre Ezequías! No quería morir; pero ¿qué podía hacer si Dios se lo había dicho? Lo que siempre hacía: ¡orar!

Volvió su cara hacia la pared y oró, llorando amargamente. «Por favor, amado Dios, acuérdate de que te he servido con mucho amor y he hecho las cosas que te agradan.»

¿Escuchó Dios la oración del rey? Sí, porque Él siempre oye nuestras oraciones. Aunque no siempre contesta como nosotros queremos. ¡Dios sabe cuál es la mejor respuesta!

QUINCE AÑOS MÁS DE VIDA

Isaías ya se había despedido de Ezequías, y volvía para su casa, cuando Dios le dijo: «Regresa al dormitorio del rey y dile que he oído su oración. Lo voy a sanar, para que dentro de tres días vaya al templo. Además, le voy a aumentar quince años de vida.» ¡Qué alegría para el rey enfermo de muerte!

–¿Cómo sabré que esto es verdad? –preguntó Ezequías–. ¿Puede Dios darme una señal?

ezequias-03

–¿Qué prefieres? –dijo Isaías–. ¿Quieres que la sombra en el reloj del sol de tu padre Acaz se adelante diez grados
o prefieres que retroceda? (Era como decirle: «¿Quieres que sean las nueve de la mañana o las tres de la tarde?»)

LA SOMBRA RETROCEDE DIEZ GRADOS

El rey pidió que la sombra retroceda. ¿Qué hizo Isaías? Algo que acostumbraba hacer, tal como el rey Ezequías: ¡oró a Dios! En ese momento, sucedió un gran milagro. ¡La sombra en el reloj del sol retrocedió diez grados!

Era el mediodía y volvió a ser las nueve de la mañana. Tal vez la gente tuvo que almorzar dos veces ese día. ¡Nunca más ha vuelto a suceder algo semejante!

ezequias-04

–Pongan una pasta de higos sobre la herida –ordenó Isaías.

Con la pasta de higos y la ayuda de Dios, Ezequías sanó.

DIOS TE AYUDA

No olvides que Dios quiere ayudarte. No importa cuál sea tu problema. ¡Dios es poderoso para socorrerte!

marcos-10_27

Para todos los materiales que acompañan a esta historia, visita: Mis Perlitas

 

Un pensamiento en “La sombra que retrocedió

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s