El nuevo corazón de Papita

nuevo corazon CO 3Había una vez una niña que no quería pelar papas. Ah, no sólo eso; tampoco quería ayudar a su mamá con los quehaceres, ni quería cuidar a su hermanito. Realmente no le gustaba hacer nada en casa. Lo único que le gustaba a esa niña era escribir. Ella escribía, escribía, y escribía.

LE DECÍAN «PAPITA»

Su nombre era Frida, pero sus hermanos le habían puesto el apodo de «Papita», ya que todas las veces que su mamá le pedía que pele papas se ponía de mal humor.

Papita tenía muy mal carácter. Zapateaba, gritaba, y lloraba de ira. También golpeaba a sus hermanitos. Su papá no sabía qué hacer con ella. La castigaba, pero ella seguía igual.

Papita necesitaba un nuevo corazón. Pero, ¿quién le podría cambiar el corazón? Uno de sus hermanos pensaba que sería bueno que la operaran y le pusieran un corazón de una niña buena. Pero no sería fácil encontrar una niña que quisiera regalar su corazón a Papita. ¿Quién podría ayudarla?

CORAZÓN SIN REMEDIO

Un día, una niña invitó a Papita a la escuela dominical. Por primera vez ella escuchó las hermosas historias de la Biblia. Le gustó tanto que volvió a asistir, semana tras semana.

Poco a poco Papita comprendió cómo era su corazón. Un domingo aprendió un texto que le hizo reflexionar:

«Quitaré de ustedes ese corazón duro como la piedra y les pondré un corazón dócil.»

Eso es algo para mí –pensó Papita–. Necesito un corazón nuevo. Soy mala; tengo un corazón duro. ¿Qué puedo hacer? ¿Quién podría alguien darme un nuevo corazón? Quisiera tener un corazón bueno.

nuevo corazon CO 2JESÚS EN EL TRONO

Un día la maestra habló del trono que tenemos en el corazón. ¿Para quién será ese trono? El Señor Jesucristo quiere sentarse en el trono, pero nosotros muchas veces estamos tan bien sentados allí que no le damos cabida.

La Biblia dice que Jesús está tocando a la puerta de nuestro corazón. Él quiere entrar y cambiar nuestra vida. Jesús es el único que nos puede dar un nuevo corazón. Cuando Él está sentado en el trono nos ayuda a hacer lo bueno.

PAPITA BUENITA

Muchas veces Papita había tratado de portarse bien; pero no podía. En sus cuadernos había escrito: QUIERO PORTARME BIEN. Pero nuestra amiguita Frida no se portaba bien.

Al escuchar la enseñanza de la maestra decidió pedir a Jesucristo que se sentara en el trono de su corazón. No fue difícil. Ella simplemente dijo:

«Señor Jesús, tú sabes que soy mala. Soy desobediente, mentirosa, peleadora. Quiero portarme bien; pero no puedo. Por favor, entra en mi corazón y cambia mi vida. Siéntate en el trono y ayúdame a ser obediente.»

Esa sencilla oración de Papita cambió todo. Jesús le dio un nuevo corazón, bueno y obediente,

«¿Qué ha pasado con nuestra Papita? –preguntaba el papá–. Creo que ya tenemos que decirle Papita buenita, porque ya no es la misma niña de antes.»

Esa era la pura verdad. Papita ya no era la misma. Jesús estaba sentado en el trono de su corazón y le ayudaba a hacer lo bueno.

nuevo corazon CO1PELABA PAPAS CANTANDO

¿Recuerdas que a Papita no le gustaba pelar papas? Ahora las pelaba cantando. No sólo pelaba papas. También cuidaba a su hermanito y ayudaba en casa con todo lo que su mamá le pedía que hiciera. Y lo hacía con gozo.

Muy pronto su papá, su mamá y sus hermanos fueron a la escuela dominical. Ellos también querían conocer a Jesús.

«Si Jesús ha cambiado a Papita, nos puede cambiar a nosotros también», dijo el papá. Y Jesús lo hizo. La salvación no era solamente para Papita, sino para toda la familia.

PARA TI TAMBIÉN

Así como Jesús cambió el corazón de Frida «Papita», quiere cambiar el tuyo también. Él quiere sentarse en el trono de tu corazón, perdonar tus pecados, y hacerte un niño o una niña diferente. Pídeselo, como hizo Papita.

ORACIÓN

«Señor Jesús, te pido que cambies mi corazón. Perdona mis pecados y dame un nuevo corazón. Quiero tener un corazón obediente. Amén.»

305 Poster Corazon

Para imprimir: El nuevo corazon de Papita     El nuevo corazon de Papita color

Para colorear: Papita buenita  Póster: Corazon  Actividad: Un corazon nuevo

Carina e hijosSaludos de mi parte y de mi hija y mis nietos.

¡Feliz y bendecido 2016!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s