La niña adoptada dos veces

niña columpio co 2A Marisol le encanta columpiarse. Al elevarse alto, más alto, se olvida de sus penas. En el columpio se siente libre; como si pudiera volar.

Es un día de hermoso. El sol brilla sobre un cielo despejado y los pajaritos trinan sus alegres melodías. Pero Marisol no ve la belleza; está triste y enojada. Está rebelde.

Sus hermanas la llamaban para que juegue con ellas; pero Marisol no quiere jugar.

Últimamente, ella no quiere participar en nada. Y nada le importa. No hace sus tareas en la escuela y tampoco en la casa. La palabra más popular de su vocabulario es: ¡NO!

Marisol vive en un hogar feliz. Sus padres y sus hermanas la quieren. Tiene ropa bonita; tiene juguetes; tiene una cama con una almohada suave; y nunca necesita pasar hambre.

¿Cuál es el problema de Marisol? Hace un tiempo se enteró de que sus padres en realidad no son sus padres y que sus hermanas no son sus hermanas. Esto es lo que la tiene muy enojada. ¡Marisol es adoptada!

LA ADOPCIÓN

¿Qué significa ser adoptado? Cuando alguien te adopta, te recibe en la familia como si fueras un hijo o una hija «de a verdad». Recibes el apellido de tu nuevo papá, tienes los mismos privilegios y responsabilidades que los hijos nacidos en la familia, y tienes derecho a la misma herencia.

Marisol sabe todo esto; pero igual está triste y enojada. Está rebelde. ¿Por qué sus padres la abandonaron? ¿Por qué ella ahora tiene otros padres? ¿Dónde están sus verdaderos padres? Todo esto se le ha hecho un enredo.

UNA NIÑA ESCOGIDA

Cuando Marisol se quejó de se adoptada, su papá le dijo:

–Hijita, yo soy tu papá. Tu mamá y yo te escogimos entre muchos otros niños para que seas nuestra hija. Te amamos.

Eso de haber sido «escogida» es lo que más le molesta. Le parece que es como cuando su mamá va al mercado y escoge entre los melones el que le parece mejor.

–Yo no quiero ser escogida –dice Marisol entre sollozos–. Quiero ser una hija «de a verdad». Quiero vivir con mi familia.

Eso es imposible, porque nadie sabe quiénes son los padres de Marisol. A ella la abandonaron a la puerta de un orfanato y allí es donde fue «escogida».

LA FAMILIA DE DIOS

Un día el papá de Marisol le explicó acerca del amor de Dios, de cómo nos ha escogido para que seamos sus hijos. Todos los que somos de su familia hemos sido adoptados.

Le contó lo que el apóstol Pablo escribió en una carta a los hermanos en Éfeso acerca de la adopción. Antes de que Dios creara el mundo nos «escogió», y decidió que por medio de Jesucristo nos adoptaría como hijos suyos.

LA COSTUMBRE EN ÉFESO

Los hermanos en Éfeso fácilmente comprendieron lo que Pablo les escribió. En Éfeso muchos eran adoptados.

Cuando nacía un niño (o una niña) los padres lo miraban para ver si se quedarían con él. Si no querían criar a su hijo, lo llevaban a un lugar designado fuera de la ciudad y lo dejaban allí; entonces cualquiera podía adoptarlo.

Había leyes para proteger a esos niños. Si alguien adoptaba a un bebé, era para siempre; no podía arrepentirse. Pase lo que pase, un niño adoptado siempre era parte de la familia que lo había adoptado.

Quizás algunos de los que recibieron la carta de Pablo habían sido adoptados, porque sus padres los abandonaron. Ellos entendieron perfectamente el amor de Dios. Si Dios los había adoptado, ¡verdaderamente pertenecían a su familia!

niña columpio caraADOPTADA POR DIOS

¿Será que mamá y papá me quieren «de a verdad»? se preguntaba Marisol. Ella no quería portarse mal; no quería ser rebelde; no quería ser descuidada en la escuela. Pero estaba confundida. ¿Podía aceptar a su familia adoptiva?

Cuando Marisol comprendió que Dios la amaba y quería adoptarla como su hija por medio de Jesucristo, ella «escogió» recibir a Jesús como su Salvador. Marisol ahora puede decirle ¡Abba! ¡Padre! a Dios; esto es como decirle «Papá».

Marisol sigue columpiándose. Alto, más alto; alto, más alto. Todavía es difícil para ella aceptar que es adoptada; aunque sabe que sus padres y sus hermanas adoptivos la aman.

Lo que sí sabe de todo corazón es que Dios la había escogido como su hija. En realidad, ¡ha sido adoptada dos veces!

Efesios 1_4 5

Para imprimir la historia: 

298 La nina adoptada dos veces   298 La nina adoptada dos veces color

Para colorear: 298 Marisol

Actividad: 298 Adopcion Actividad

 

 

2 pensamientos en “La niña adoptada dos veces

  1. Bendiciones hermana Margarita soy de huancayo,trabajo en un colegio cristiano y me fue muy util el material que re.
    cibo,bendiciones en este nuevo año 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s