Rescate en el fondo del mar

¡Sucedió lo que nadie había esperado! El rey de Egipto se arrepintió de haber dejado ir al pueblo de Israel.

«No puedo perder tantos buenos trabajadores –dijo el faraón–. ¿Cómo he sido tan loco? Tengo que hacerlos volver.»

¡Movilizó su ejército! Se fue con todos sus carros, caballos y jinetes para perseguir al pueblo de Dios.

ESCLAVOS EN EGIPTO

Los israelitas, el pueblo de Dios, habían pasado una vida muy penosa en Egipto. Eran esclavos del poderoso faraón, que los obligaba a hacer ladrillos para la construcción de sus ciudades. Ellos clamaron a Dios por ayuda y Él les mandó a Moisés como libertador.

El faraón no quiso soltar al pueblo. Dios había endurecido su corazón. El Señor hizo poderosas señales, llamadas plagas. Cada vez el faraón prometía que iba a dejar ir al pueblo; pero luego se arrepentía.

El río se convirtió en sangre, aparecieron ranas por todas partes, hubo invasión de moscas, aparecieron saltamontes, hubo oscuridad de día y de noche… la peor plaga fue la noche en que murieron todos los hijos mayores. Cuando el faraón perdió a su hijo mayor, recién dejó ir al pueblo.

UN PUEBLO NUMEROSO

¿Cuántas personas crees que salieron de Egipto con el gran libertador Moisés? ¿Mil? ¿Diez mil? ¿Cien mil? No,
era un pueblo de por lo menos tres millones de personas.
Y ahora el faraón se había arrepentido y los perseguía.

Dios lo hizo saber a Moisés para que estuviese preparado. «No tengas miedo de los egipcios –le dijo–. Yo les voy a mostrar mi gran poder. Solamente tienen que confiar en mí.»

LOS ISRAELITAS TENÍAN MIEDO

¿Has tenido miedo alguna vez? Ahora los israelitas tenían mucho miedo. Habían descubierto que el ejército del faraón los perseguía. «Mejor nos hubiéramos muerto en Egipto. ¿Por qué Moisés nos ha sacado al desierto?», se quejaban.

Delante estaba el mar Rojo y detrás tenían a los egipcios.

«No tengan miedo –les dijo Moisés–. Sean valientes y verán lo que Dios va a hacer para salvarnos. Nunca más volveremos a ver a los egipcios.»

«SIGAN ADELANTE»

Dios dijo a Moisés que sigan adelante. ¿Seguir adelante? ¿Cómo harían eso? Estaban a la orilla de un inmenso mar y no había ni un solo barco a la vista.

«Levanta tu vara –dijo Dios a Moisés–. Extiende tu brazo y parte el mar en dos, para que mi pueblo cruce en seco.»

¿Qué? ¿Se abriría el mar? ¿Cómo sería posible? Sí, eso es lo que sucedió.

moises mar rojo co

SE ABRIÓ EL MAR

Dios mandó un fuerte viento que sopló toda la noche. Cuando los israelitas despertaron a la mañana siguiente había un camino en medio del mar. Las aguas estaban a los costados como dos grandes muros.

¿Y los egipcios? ¿Dónde estaba el ejército de los egipcios? Dios había puesto una columna que los separaba. De día la columna era de nube y de noche la columna era de fuego.

¿Puedes imaginar a los millones de israelitas que cruzaban el mar? Imagina a los niños que correteaban felices al lado de sus padres, y a los ancianos que avanzaban a paso lento. ¿Crees que los músicos tocaban sus melodías de victoria? ¡Era una marcha alegre en el fondo del mar!

Cuando el ejército egipcio vio a los israelitas que cruzaban el mar ellos intentaron hacer lo mismo. Entonces Dios dijo a Moisés que extendiera su vara otra vez sobre el mar. Moisés obedeció, y el mar volvió a su lugar. El ejército egipcio se ahogó. ¡Así salvó Dios a su pueblo de la esclavitud!

CONFÍA EN EL SEÑOR

¿Qué haces cuando tienes miedo? Moisés guió a los israelitas para que confiaran en el poder del Señor.

Todos pasamos por días difíciles. Muchas veces tenemos miedo. No sabemos quién nos va a defender del peligro. Confiemos en el Señor. No hay nada imposible para Él.

¿Qué dijo Moisés al pueblo? Les dijo que se queden quietos, que no se preocupen, porque el Señor iba a pelear por ellos. ¡Y Dios hizo un gran milagro para salvarlos!

Sean cosas pequeñas o algo grande que te llenan de miedo, siempre confía en la ayuda del Señor.

Nuestro amoroso Dios tiene todo poder para ayudarte.

Exodo 14_14Para imprimir la historia: 279 Rescate en el fondo del mar color

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s