Perdido en la ciudad

Ramón vivía en un pequeño pueblo campestre. No había allí muchos de los atractivos que hay en una ciudad; pero sí había una iglesia. A Ramón le encantaba la escuela dominical. Tenía una profesora muy buena y cariñosa. Todas las semanas Ramón escuchaba con mucha atención las lindas historias de la Biblia que ella les contaba.

Ramón pasaba toda la semana esperando que llegue el domingo. Una historia bíblica favorita era la del pastorcito David. Ramón solía ayudar a su papá con las ovejas, por eso comprendía cómo era el trabajo de David, de cuidar las ovejas de su padre. A Ramón le admiraba que David hubiera matado a leones y osos para defender a las ovejas; pero más que nada le gustaba oír cómo David mató al gigante Goliat con una piedrecita de su honda.

Yo quisiera ser como David, decía Ramón. Él quería ser tan fuerte y valiente como su héroe de la Biblia.

Lee tú mismo la historia en 1 Samuel 17.

JEHOVÁ ES MI PASTOR

Un día la maestra les enseñó un hermoso versículo del Salmo 23. Ese salmo es una de las muchas canciones que escribió David. Tal vez lo escribió cuando estaba en el campo cuidando las ovejas.

«Jehová  es  mi  pastor,  nada  me  faltara.»

Para que nunca se olviden este versículo, lo aprendieron con los dedos. El pulgar para Jehová, el índice para es, el dedo grandulón para la palabra mi, y el anular para pastor. Y lo repetían usando ambas manos.

Dos pulgares hacia arriba para Jehová; dos dedos índice para es. Cuando llegaban a mí ya tenían tres dedos levantados en ambas manos. Pero al llegar a la palabra pastor era difícil levantar los cuatro dedos simultáneamente, así que levantaban los cinco dedos de cada mano y daban un fuerte aplauso.

EL BUEN PASTOR

–Nunca se olviden que Dios es el Buen Pastor –decía la maestra–, y que les cuida como un pastor a sus ovejas.

Todo el camino a casa Ramón iba repitiendo: «Jehová es MI pastor. Jehová es MI pastor.» Cada vez decía MI más fuerte. ¡Qué lindo que Dios es MI pastor!, pensaba Ramón.

UN PASEO A LA CIUDAD  

Un día vino el tío de Ramón y lo llevó de paseo a la ciudad. Había muchísimos carros, mucha gente, y un sinfín de cosas interesantes para ver. Ramón no se cansaba de mirar todo. Pero… ¡ay!… sin darse cuenta de ello se separó de su tío. Y en un dos por tres… ¡Ramón se había perdido!

PERDIDO TODA UNA NOCHE

Ramón empezó a buscar a su tío, y su tío empezó a buscar a Ramón; pero sin resultado. Ramón siguió perdido.

Pasaron las horas y llegó la noche. Ramón no pudo encontrar a su tío, y el tío no pudo encontrar a Ramón. ¡Ramón estaba solo en la gran ciudad!

Al fin, al día siguiente, en uno de los bancos de la plaza principal, amaneció un muchachito bien agarrado de su dedo grandulón; como diciendo: MI. Era Ramón. Así lo encontró un policía, que estaba enterado de que el tío de Ramón buscaba desesperado a su sobrino.

RAMONCITO

RAMÓN NO TUVO MIEDO

Cuando Ramón volvió a casa y les contó las aventuras de la ciudad a sus padres y hermanos, su papá le preguntó:

–Ramón, ¿no tenías miedo de estar solo en la ciudad?

–¡No! –dijo Ramón–. Pasé repitiendo “Jehová es MI pastor”. Cada vez que lo decía me sentía más contento. ¡Ven que Dios me cuidó!

JEHOVÁ ES TU PASTOR

Amiguito/a: Jehová es uno de los nombres de Dios, y Él quiere ser TU pastor. Así como David, el pastorcito de la Biblia, y como Ramón de esta historia, confiaron en Dios cuando estaban en peligro, tú puedes confiar en su ayuda. En los momentos de alegría o de tristeza, cuando todo esté bien o cuando tengas angustia, Jehová es tu pastor.

Jehová es mi pastor; nada me faltará.
Salmo 23:1

Para imprimir la historia: Perdido en la ciudad

Hoja para colorear: MI pastor

Actividad: El Salmo del Pastor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s