Milagros para Melania

Melania hacía un gran esfuerzo por respirar. La fiebre quemaba en su frente y su pobre pecho ardía de dolor. Le había dado fuerte pulmonía.

–Hijita, linda, no sé qué hacer por ti –decía la mamá, doña Eulalia, acariciando los cabellos de su hijita enferma.

–Ay, ay, ay –era lo único que podía responder Melania.

–Tu papá ha viajado en busca de trabajo y no tengo dinero para llevarte al médico –dijo doña Eulalia a su hija.

–Me voy a morir, ¡ay, ay! –decía Melania, angustiada.

«NO TEMAS»

De repente, a doña Eulalia le pareció oír una voz suave, que le decía: «Yo estoy contigo. No temas.»

¡Cómo no se había dado cuenta de eso antes! Ni ella ni Melania estaban solas. ¡Jesús las acompañaba. Él era quien le susurraba: «Yo estoy contigo.»

–Iré a la iglesia, y le pediré al pastor que ore por ti –dijo la mamá a Melania.

–Sí, mamita, gracias –respondió ella débilmente.

–Volveré tan pronto pueda. No tengas miedo, hijita. Jesús está aquí contigo.

LOS HERMANOS ORARON

Era de noche, y en la iglesia los hermanos se habían reunido para orar.

–Pastor, por favor, oren por mi hijita –pidió doña Eulalia–. Le ha dado pulmonía y se me está muriendo. No tengo dinero para llevarla al médico.

Con mucha fe y cariño los hermanos reunidos oraron por Melania. Una buena señora acompañó a doña Eulalia a casa. Al llegar, vieron a Melania, muy desesperada.

UN MILAGRO PARA MELANIA color

DIOS SANA A MELANIA

–¡Oh! Se va mi niña –se quejó doña Eulalia.

Melania se iba, sino más bien, ¡volvía a la vida!

–Mamita, tengo hambre –dijo Melania.

«¡Tengo hambre!» Esas palabras sonaron como bella música a oídos de doña Eulalia. Rápidamente, preparó un caldo para su hijita.

El domingo siguiente, ¿quién crees que llegó temprano a la iglesia? Sí, Melania. ¡Y toda sanita!

Jesús había hecho un milagro. Él la había sanado de su enfermedad. Y no le había cobrado ni un solo centavo. ¡Qué felices estaban todos!

OTRO MILAGRO

Jesús también hizo otro milagro. El sábado volvió el papá de Melania, feliz y contento. ¡Había encontrado trabajo!

Melania no murió de la pulmonía, tampoco tuvo que morir de hambre, por faltarle trabajo a su papá. Nuevamente, eran una familia feliz.

PARA TI TAMBIÉN

¿Sabes? Lo que Jesús hizo por Melania, lo puede hacer por ti. Sea cual sea tu necesidad, ¡Él te ayuda!

Así como Melania fue sanada, y su padre recibió trabajo, como respuesta a la oración, tú puedes recibir respuesta a tus oraciones. Seas chico a grande, no importa, porque las promesas de Dios son para ti.

«No temas, porque yo estoy contigo.»
Isaías 41:10

 Cuando yo, Tía Margarita,  era joven le hice un pedido muy especial a Dios. Le pedí que me diera un esposo, alguien que fuera pastor o misionero, para que juntos vayamos a trabajar en la obra de Dios en el Perú. Yo estudiaba en una escuela bíblica en Estocolmo, Suecia, y un día, que dedicamos a la oración, Dios me dio esta promesa:

Estamos seguros de que él nos oye cada vez que le pedimos algo que le agrada; y como sabemos que él nos oye cuando le hacemos nuestras peticiones, también sabemos que nos dará lo que le pedimos. –1 Juan 5:14-15, NTV

Yo no sabía que en ese culto de oración estaba mi futuro esposo. Pero poco tiempo después lo conocí cuando visité la iglesia donde él era co-pastor. Unos meses después nos casamos, en el Perú. Allí nacieron nuestras dos hijas, y allí trabajamos por muchos años en la obra de Dios. ¡Es muy cierto que Dios oye nuestras oraciones y hace milagros!

690501 Friends

690501 Attendants

Rodeada de niños en el dia de mi boda

Para imprimir la historia: Un milagro para Melania

Hoja para colorear: Melania

Actividad: Dios nos oye

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s